El colchón del país

Luis Lacalle Pou propone usar US$ 300 millones del gobierno depositados en el BCU
Cada tanto y sobre todo cuando las papas queman en la economía, a nivel de líderes políticos surge la idea de utilizar las reservas económicas.

Ahora fue el senador Luis Lacalle Pou y según supo El Observador de allegados al líder blanco, la propuesta es parte de una estrategia de exigirle al gobierno una serie de soluciones a necesidades que el sector Todos considera impostergables: en este caso la infraestructura.

La propuesta de usar reservas "del gobierno en el Banco Central", fue algo pensado y se dio a conocer en forma planificada.

El equipo de Lacalle Pou, se distancia así de lo que hace el equipo económico que dirige Danilo Astori, y trabaja, además, en una serie de propuestas que presentará al gobierno para reactivar la economía. Esos anuncios aún no tienen fecha marcada.

En los últimos años dirigentes de diferentes ideologías propusieron echar mano a esa fuente de recursos que custodia el Banco Central (ver página 3). Los destinos de uso fueron variados y sus impulsores tuvieron distinta suerte. Algunos llegaron a ser Presidente de la República (ver cronología).

Actualmente el Banco Central tiene US$ 14.858 millones en reservas. De ese total, tiene en disponibilidad de uso US$ 7.281 millones. De esa última cifra, la mitad (US$ 3.441 millones) son del tesoro y de las empresas públicas, es decir del gobierno central. Ahí es donde apuntó la propuesta de

Lacalle Pou que, según dijo ayer a El Observador, será para acceder a unos US$ 300 millones para obras de infraestructura.

El senador opinó que "las medidas que viene tomando el gobierno de Tabaré Vázquez son todas de asfixia y ninguna estimula a las fuerzas productivas". "Todas son medidas restrictivas y si no, hay que mirar lo que pasa con el aumento de las tarifas públicas y el costo del combustible". Señaló que el sector productivo no resiste más.

La marcha de la economía, según coinciden los técnicos, pasará por un año bravo en este 2016 y en ese marco se analiza el planteo político. Lacalle Pou explicó a El Observador que su idea es usar "sólo reservas del gobierno en el BCU".

El jueves pasado, en radio Sarandí, el senador presentó su idea y dijo que "en vez de usar reservas para contener la suba del dólar, lo deberían dejar subir y usar ese dinero en obras de infraestructura".
Desde el Poder Ejecutivo se reconoce que no alcanzan los recursos previstos para todas las obras de vialidad que se requieren y por eso se apostará a los acuerdos de Participación Público Privado (PPP).
En eso está de acuerdo Lacale Pou. En el oficialismo, también se acepta ecomo válida la queja de los transportistas por el estado actual de las rutas.

Al planteo del senador blanco, de inmediato salieron a responderle desde el Ministerio de Economía.

El subsecretario, Pablo Ferreri , opinó que la propuesta "cae en un error conceptual". El astorismo fue tradicionalmente renuente a tocar esos fondos y Ferreri aprovechó para comparar la propuesta de Lacalle Pou con la que en su momento hizo el exministro de Salud, Daniel Olesker, actual asesor del PIT CNT.

En medio de esta discusión, dirigentes blancos empezaron a recordar que en el año 2003 –en plena crisis financiera– fue Tabaré Vázquez quien propuso desde la Plaza Lafone atender la emergencia social usando US$ 300 millones de reservas. En ese momento en caja había US$ 2.700 millones.

Vázquez propuso un pacto social y le dijeron que su idea "es un disparate". Dos años después alcanzó la Presidencia de la República.

Antecedentes

Batlle 1989 Uno de los primeros que propuso "vender el oro" para pagar deuda fue Jorge Batlle. Lo hizo en 1989. Antes, una parte de las reservas monetarias tenían respaldo en ese metal. Ese año, cuando Batlle fue proclamado candidato a Presidente por los colorados, colocó el tema en el centro de la discusión. La elección nacional la perdió con Luis Lacalle Herrera, padre de Lacalle Pou. Sin embargo, Ramón Díaz asumió al frente del Banco Central en el gobierno nacionalista y en ese período vendió parte del oro. En el año 2000, Batlle volvió y ganó las nacionales. Ahí tuvo terreno libre para aplicar su vieja idea de desprenderse del oro. Lo hizo en dos años, cuando vendió casi 500 millones.

Mujica 2010 Apenas comenzado el gobierno de José Mujica, la primera polémica surgió cuando el mandatario impulsó utilizar reservas internacionales para afrontar la realización de obras de infraestructura como el ferrocarril o construir escuelas de tiempo completo. El anuncio en FM 24 lo hizo sin consultar a Economía. La oposición, a una sólo voz, se opuso, y en el Poder Ejecutivo había distintos enfoques. Danilo Astori, entonces vicepresidente, se opuso a ese camino. El Partido Comunista, aliado electoral del MPP, impulsó la utilización de las reservas y además gravar más al capital. El ministro de Economía, Fernando Lorenzo estaba de acuerdo con pagar deuda con reservas y aclaró no obstante que ningún proyecto de infraestructura estaba condicionado en su financiamiento. Finalmente las reservas no fueron utilizadas.

Antonelli. Con Mujica en el gobierno apareció en escena, Alejandro Antonelli, quien ocupó la subsecretaría de Economía. Antonelli es un socialista que no dudó en afirmar que estaba de acuerdo con considerar el uso de las reservar para asignar gasto. Su respuesta fue al planteo del subsecretario de Educación, Oscar Gómez, quien dijo que con parte de las reservas internacionales del país se podría financiar el aumento salarial a los docentes.

Vázquez 2013. Cuando Vázquez decidió ser candidato a la Presidencia por el Frente Amplio, el manejo de la economía se advirtió como un punto de fricción. El MPP, de José Mujica, como el Partido Comunista eran partidarios de aumentar impuestos, usar utilidades del Banco República, y reservas internacionales. Desde que asumió por primera vez la Presidencia en 2005, Vázquez confío el manejo de la economía al equipo de Danilo Astori, quien hoy es nuevamente su ministro para los números. Las reservas no se tocaron salvo para reprogramar deuda.

Sendic El 2014, en plena campaña política, Compromiso Frenteamplista, el grupo del hoy vicepresidente Raúl Sendic –que varias veces estuvo enfrentado al astorismo– planteó la posibilidad de considerar usar las reservas del Banco Central. "Hay que analizar la posibilidad de empezar, gradualmente y responsablemente a deshacer posición en relación a las reservas internacionales" dijo Sendic.

Bordaberry En setiembre de 2014, Pedro Bordaberry, por entonces candidato del Partido Colorado a la Presidencia de la República, propuso usar reservas del Banco Central para pagar deuda y bajar costos. Lo hizo desde la sede de Vamos Uruguay al anunciar su propuesta económica de gobierno orientada a bajar la inflación, el déficit fiscal –que advirtió "estaba fuera de control"– y recortar el IRPF. Bordaberry propuso utilizar unos US$ 3.000 millones de reservas dejando intactos los encajes bancarios. Propuso usar ese dinero para cancelar notas en pesos de valor nominal de corto plazo y aliviar así el pago de intereses de algo más de US$ 500 millones anuales que afronta el Estado. "No es vender el oro" se apresuró a decir, es volver al estado de reservas de hace un año, aclaró.

PIT CNT

En 2015, en setiembre, la idea tentó al PIT CNT. Milton Castellano, del Instituto Cuesta Duarte, en plena discusión del Presupuesto y el reclamo del 6% del PIB para la educación pidió hablar de un tema "tabú" como son las vías para incrementar los ingresos estatales. En ese marco mencionó usar las reservas.


Populares de la sección

Acerca del autor