El compromiso de Knorr desde la semilla al consumidor

En el marco del Plan de Vida Sustentable Unilever, la marca adopta los principios de sustentabilidad en todos sus negocios

En el marco del Plan de Vida Sustentable Unilever, la marca Knorr está invirtiendo en nuevos procesos más eficientes y adoptando los principios de la sustentabilidad en todos sus negocios, desde la semilla hasta que llega al consumidor.

Desde la marca se señala que este plan ayuda a duplicar el volumen de la producción, mientras se reduce el impacto ambiental y se aumenta el impacto positivo en la sociedad.

Esta visión se traduce en compromisos y acciones concretas que Knorr implementa en función de tres pilares:

- Vegetales 100% de fuente sustentable a través de una estrecha alianza con los agricultores.
- Reducción del impacto ambiental de procesos en las plantas y fincas.
- Programas de ayuda para comunidades vulnerables.

Los vegetales utilizados por Knorr para desarrollar sus productos son cultivados de acuerdo al Plan de Sustentabilidad de Unilever, que se aplica en todo el mundo. Este contempla una serie de prácticas sustentables obligatorias para cada finca, y describe el compromiso de Unilever de lograr el abastecimiento sustentable de todos los vegetales, hierbas y especias que utiliza.

Unilever cuenta con un Código de Agricultura Sustentable, que compromete a los proveedores y agricultores a adoptar prácticas de protección medioambiental en sus cultivos. El código es aplicado en las 23 fincas que producen vegetales para la compañía en las provincias argentinas de Mendoza, San Juan y Córdoba. A mediados de abril, Knorr abrió las puertas a la prensa de su finca modelo y planta de deshidratación regional en Mendoza.

El código de Agricultura Sustentable describe una serie de prácticas sustentables que deben ser adoptadas en las fincas: riego por goteo; cuidado de la biodiversidad y análisis de los suelos
En el año 2013, dos años antes de lo previsto en el Plan de Sustentabilidad de Unilever, las fincas de Mendoza alcanzaron la meta de cultivo y procesamiento 100% sustentable.

La producción local abarca diez vegetales sustentables: zanahoria, zapallo, espinaca, albahaca, cebolla, repollo, puerro, espárragos, tomate y arvejas.

Características de las Fincas

Las fincas cumplen con el Código de Agricultura Sustentable mediante diversas prácticas.

Por ejemplo, cuentan con un cuidado sistema de riego por goteo, que ahorra un 30% el
consumo de agua y aumenta la producción en la misma proporción.

Con el objetivo de cuidar la biodiversidad, no se desmontan las separaciones de los lotes. Esto permite mantener la flora del lugar. Además, se colocan postes para asegurar la conservación de los espacios de las aves autóctonas.

Además se realizan exhaustivos análisis de los suelos para que solo se aplique la cantidad de fertilizante necesario. No se aplican pesticidas, salvo que sea un caso de extrema necesidad, cuidadosamente valorado por el equipo de ingenieros agrónomos de Unilever.

La mayor parte de los productos son despachados en forma directa, sin pasar por el centro de distribución. Esto reduce el uso de transporte en unos 19 camiones mensuales, lo que equivale a evitar la emisión de 15 toneladas de CO2 por mes.

Planta de deshidratación de Mendoza


Ubicada en la localidad de Guaymallén, en la provincia argentina de Mendoza, se encuentra la única planta de deshidratación de vegetales que Unilever posee en el mundo.

Construida en 1964, cuenta con 140 colaboradores que procesan anualmente 13.000 toneladas de vegetales crudos, equivalentes a 3.200 toneladas de vegetales deshidratados (escama, granulado y polvo). Funciona como una “gran cocina” donde cada vegetal es producido en su temporada natural, procediéndose luego de la cosecha a su selección y procesamiento artesanal, lo que garantiza el mantenimiento del sabor original.

Los vegetales siguen un control de calidad a su llegada, luego de la cual son lavados e introducidos en hornos que reducen su hidratación a menos del 5%. El 98% del agua utilizada para llevar adelante los procesos de lavado, deshidratado y cocción de los vegetales es devuelto al cauce público, siendo luego utilizado para el riesgo en las fincas.