El consumo de carne vacuna cayó por quinto año consecutivo

Sigue siendo la preferida por los uruguayos con 58 kg anual por habitante
Los uruguayos –junto con los argentinos– siempre se ubican dentro de los primeros puestos cuando se realiza el ránking de países más consumidores de carne bovina. Sin embargo, el año pasado los uruguayos consumieron menos carne de vaca que en 2014. Se trata, de hecho, de la quinta caída interanual consecutiva desde 2010.

Mientras que en 2014 cada uruguayo había consumido en promedio 58,6 kilos de carne bovina, un año después esa cifra descendió a 57,6 kilos. Se trata de una caída de 1%. Estos datos se desprenden del informe Principales indicadores y determinantes del consumo de carnes en Uruguay, realizado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y divulgado ayer.

Con la carne vacuna aún como estrella, en total cada habitante del país comió 98,7 kilos de carnes el año pasado. Se trata de un magro aumento (0,1%) respecto a los 98,6 kg de 2014.
Los uruguayos también consumieron menos carne ovina en 2015 que en 2014: 3,8 kilos frente a 4,1 kilos, lo que muestra un descenso de apenas 0,3%. La demanda por otras carnes, en cambio, sí aumentó.

La porcina fue la que tuvo el incremento más importante (1,1%), al pasar de 15,8 kilos a 16,9 kilos. En tanto, el consumo de carne aviar aumentó 0,3%, al pasar de 20,1 kilos en 2014 a 20,4 kilos el año pasado.

Estos casi 100 kilos de carne de origen animal que cada uruguayo consumió en promedio durante 2015 se reparten de la siguiente manera: 58,4% bovina, 20,7% aviar, 17% porcina y 3,9% ovina.

Quince kilos más en década


El informe del INAC también da un pantallazo de cómo ha variado el consumo de carne en el país en la última década. Si se toma como año de referencia al 2006, durante el 2015 cada habitante había sumado a su dieta anual 14,6 kilos más de carne. A lo largo de este decenio, 2013 se coronó como el año en el que los uruguayos consumieron más cantidad de carne: 101,2 kilos por persona.
Durante este período la proteína animal que tuvo la mayor variación fue la porcina –que, con un aumento de 7,9 kilos por habitante por año, pasó de 9 kilos en 2006 a 16,9 kilos en 2015– seguida por la bovina –con 6, 4 kilos de incremento en esos diez años–, según el trabajo del INAC.

En 2010 los uruguayos habían degustado la mayor cifra de carne de vaca dentro de estos diez años: 60,6 kilos por persona. Tras ese récord, la cantidad de carne bovina consumida por persona viene descendiendo de manera ininterrumpida año tras año.


Precios


Durante 2015 en el mercado interno, y en comparación con el año anterior, en términos nominales hubo "variaciones al alza" en el precio de venta al público tanto de la carne bovina como de la aviar y porcina. El informe del INAC señala que mientras que el Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó 9,4% en 2015, el precio de la carne bovina en pesos corrientes lo hizo a un ritmo de 11, 6%.
Por el lado del precio de venta al público de la carne bovina el informe del INAC señala que la variación registrada en 2015 frente a 2014 (11,6%) fue similar al de otros productos que también forman parte de la canasta de consumo que mide el IPC: pan flauta (10,9%), huevos (11,1%), frutas (11,2%), legumbres y hortalizas (10,1%).

Cerdo importado

El trabajo del INAC repara en el fuerte aumento que tuvo la importación de carne de cerdo a lo largo de los años analizados. Mientras que en 2006 se habían comprado en el exterior 7,4 millones de kilos de carne porcina, el año pasado esa cantidad había trepado a 28,4 millones de kilos.
Por su parte, entre 2006 y 2015 se observó una suba de 14,9% en las faenas destinadas hacia el mercado interno de carne bovina. En tanto, en esa década descendió 2,4 kilos el consumo de carne ovina.

Populares de la sección