El costo del agua para Momo

El mal tiempo de este verano se suma a la falta de tablados para redondear una mala ecuación económica para los conjuntos que se presentan en carnaval
Por Juan Samuelle y Nicolás Tabárez

Los carnavaleros luchan contra dos molinos de viento de gran porte. A uno le dan batalla desde hace años: cada vez hay menos escenarios en los que actuar. Otro es relativamente nuevo; las lluvias siempre fueron un obstáculo, pero desde hace unos años se desata un temporal –de un momento a otro– y los deja con la cara pintada sin poder subirse al camión.

La cantidad de contratos perdidos este verano ya alarma. En 2016 las lluvias provocaron tres suspensiones del concurso oficial en el Teatro de Verano en todo el carnaval. Este año ya van cinco apenas en la primera rueda. Y para este sábado, que debe comenzar la segunda fase, pronostican que vuelva a caer agua.

Este Carnaval viene "enredado" por el tiempo, señala el director de Curtidores de Hongos, miembro del gremio de Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay (Daecpu) y propietario del tablado Gigante del Buceo, Daniel Carluccio . "Los días que está el clima amenazante la gente ni viene al tablado, porque ahora en 20 minutos se arma una tormenta que te vuela el copete", dijo.

Esto hace que tanto su grupo como el funcionamiento de su tablado tenga altibajos, y que la murga llegue al concurso oficial con pocas presentaciones, que sirven para aceitar el espectáculo.
"Siempre estás con el corazón en la boca porque el clima no se puede controlar, por más que sabemos que si se establece el buen clima esto levanta", dijo Carluccio. En ese sentido, señaló que el año pasado fue atípico porque el tiempo fue benévolo, una tregua que le dio el "gran enemigo" de esta fiesta a sus participantes. "Cada día abrís el tablado y tenés $ 150.000 de riesgo. Poner un tablado no es fácil, es caro", lamentó.

Katya Zakarian, directora de la revista Madame Gótica, también señaló los grandes dilemas que ha generado este año la lluvia a los carnavaleros. En su caso, la vivencia fue en carne propia, porque su grupo llegó a actuar en el Teatro de Verano luego de una suspensión por lluvia, y su presentación fue también bajo una cortina de agua. "Este año arrancó temprano el Carnaval, pero se viene postergando mucho; nosotros estuvimos semanas parados", comentó.

La organización previó para este año el inicio para el 23 de enero, pero así y todo la Noche de los Fallos podría llegar recién en marzo.

Los dolores de cabeza de la lluvia no son nuevos, y para Zakarian una posible solución es uno de los viejos rumores del Carnaval: la posibilidad de techar el Teatro de Verano. "Siempre se habla de eso pero nunca se concreta. Y el Carnaval tampoco se concibe fuera del Teatro de Verano, entonces no se puede resolver alquilando otro escenario", opinó.

El director e integrante de Sociedad Anónima, Carlos Barceló, estimó que este año "viene bien, parecido a los años anteriores" en cuanto a la cantidad de público y trabajo, aunque también se lamentó por las lluvias "estratégicas" que han coincidido principalmente con los fines de semana, los días de mayor afluencia de público. La contratación de los humoristas en el interior le permite paliar las suspensiones en Montevideo, aunque aclaró que en la capital se les paga más.

Horacio Rubino, director de los parodistas Momosapiens, fue otro de los que padeció las inclemencias climáticas de forma cercana. Dos suspensiones precedieron su primera aparición en el Ramón Collazo, y han generado un "mal arranque" que condiciona el trabajo del grupo.

"La solución sería adelantar todavía más el arranque del Carnaval, y eso complicaría las cosas", consideró, aunque recalcó que a pesar de ese problema, el público acompaña.

Falta de tablados


"Cada vez hacemos mejores espectáculos, invertimos más, hasta nos llevaron a China para mostrar nuestro candombe, pero acá cada vez hay menos tablados", reflexionó con cierta pena Waldemar Silva, director de la comparsa C 1080. Si no fuera por la inversión de la Intendencia de Montevideo en escenarios populares, los que organizan Daecpu y Cutcsa con los tablados rodantes de Rondamomo, y el puñado de tablados privados, todo se limitaría al concurso del Teatro de Verano y a ensayar varios meses para presentarse allí dos o tres noches para concursar.

Para la directora de Madame Gótica, la cantidad de escenarios, que juzga como muy pocos, es un aspecto a mejorar del Carnaval, incluso para los grupos que más trabajan. "Esos tablados tienen que ser accesibles para todos, porque para algunas categorías como los lubolos o las revistas no lo son", expresó.

De todas formas, dijo que nota que el carnaval crece en su público gradualmente, atrayendo incluso a aquellos que hasta ahora no se acercaban a él.

Para Barceló, el carnaval montevideano tiene aún algunos grandes debes. Al igual que Zakarian, indicó que la cantidad de escenarios disponibles (tanto privados como muncipales) es poca. "Se podría trabajar en más escenarios. Buscar a empresarios serios, algunos de los cuales ya están trabajando, y apoyarlos. Son pocos y si ellos faltan se corre el riesgo de una crisis nociva para los conjuntos", estimó el líder de Sociedad Anónima.

Barceló también resaltó la falta de participación de algunos sectores, que hoy no tienen representación como colectivos. El primer ejemplo son los artistas, cuya situación contrapuso con la de los jugadores de fútbol, que hoy están en disputa por sus derechos de imagen. "Acá solo existen los directores en Daecpu y eso es preocupante".

El carnavalero de San José también señaló la importancia de generar grupos de trabajo permanentes, y que el Carnaval no dependa tanto "de impulsos o encuentros personales".

La escasez de tablados, estimó Rubino, se puede solucionar repitiendo una experiencia que se llevó a cabo hace algunos años, en la que las empresas patrocinaban tablados. Una marca de refrescos, por ejemplo, financió un escenario en Kibón, algo que el hombre de Momosapiens cree que podrían replicar otras empresas públicas y privadas.

"Para la cantidad de conjuntos que hay los escenarios no son suficientes", afirmó, y remarcó que para categorías como la suya las complicaciones son aún mayores, porque tienen que costear una gran escenografía y los 130 trajes que se usan en cada espectáculo.

Cifras


$ 19.300 cobran los mejores elencos en murgas y parodistas para presentar su show en los tablados privados. La mayoría cobra menos y hay tarifas todavía más bajas para tablados populares y Rondamomo.

$ 11 millones es la inversión de la Intendencia de Montevideo para financiar los espectáculos en los tablados populares; es casi la mitad de que lo que destina en total para organizar los desfiles, pagar los jurados y el show de elección de las reinas.

Un puñado de momentos destacados de este carnaval

Aldo Martinez Carnaval 2017

Nazarenos
La doble interpretación de Aldo Martínez, como El joven manos de tijera y como Daniel Pistola Marsiscano.

Momolandia
La murga, por medio de Charly Álvarez, imita a Mercedes Menafra en el momento del velorio de Jorge Batlle, lo que generó una intensa polémica.

Yambo Kenia
El show es un tributo a los 100 años de La Cumparsita.

Cyranos
El cuidador de la llama de la chimenea de Ancap es elegido por dos samurai para llevar la llama olímpica a Tokio: en su viaje hace escala en diversos países, en una secuencia de cuadros humorísticos de gran eficiencia.

La Clave
La murga de San Carlos en uno de sus cuplé expone una de las críticas más duras al gobierno.

Don Timoteo
Esta murga pasa a ser un conjunto de madres, en un original show.

¿Dónde se puede ver Carnaval?

Carnaval 2017

La opción infaltable es el Teatro de Verano. Es el escenario del concurso oficial de agrupaciones, que brinda la posibilidad de ver los espectáculos completos y con el 100% de la inversión que los elencos hacen en vestuario, maquillaje, escenografía y demás rubros. Hay 28 etapas en el concurso, con su formato habitual de cuatro conjuntos por noche. Cada jornada comienza a las 20.30 horas. Las entradas numeradas pueden adquirirse en Abitab y en la boletería del Teatro con un costo de $ 260 (platea alta) y $ 400 (platea baja).

Los tablados privados tienen precios más bajos, y en varias noches con más grupos por jornada, con la limitante de que no se ven los shows completos. Hay cinco escenarios en Montevideo y la Ciudad de la Costa: Rural del Prado, Velódromo Municipal, Club Malvín, Gigante del Buceo y el Monumental de la Costa.

Además, los jueves y viernes en el teatro Movie de Montevideo Shopping se presentan tres conjuntos por noche a partir de las 20.30 con entradas entre $ 195 y $ 300, precios similares a los de los tablados privados.

La Intendencia de Montevideo (IM) posibilita la actividad en 16 escenarios populares en la capital, desde la Ciudad Vieja hasta Paso de las Duranas. Allí se presentan tres conjuntos –pagos por la IM– y un cuarto que costea la comisión de vecinos que organiza el tablado. La entrada vale $ 60 y la lista completa de escenarios puede verse en el sitio web del gobierno departamental, donde también se encuentra información sobre los 20 corsos barriales y el itinerario del escenario móvil de la IM, que en algunas jornadas lleva el carnaval a barrios no cubiertos por escenarios y en forma gratuita.

Por otro lado, están las tres unidades de los Rondamomo, con espectáculos también gratuitos e itinerantes. Se desarrollan en distintas zonas del área metropolitana, algunos días de la semana, en una propuesta que sustentan Daecpu –la gremial de directores de conjuntos de carnaval– y Cutcsa, con cuatro espectáculos por noche.

Para los que prefieren disfrutar del Carnaval sin salir de casa, hay varias opciones. VTV emite cada noche la actuación completa de dos grupos, y resúmenes de los dos primeros que se presentan en el Teatro de Verano.

Además, en el canal de YouTube de la empresa propietaria de los derechos televisivos del Carnaval, tenfieldoficial, se puede acceder a las etapas completas, separadas por conjunto.

El canal municipal TV Ciudad, que se ve por aire y cable, también emite resúmenes diarios a las 21 horas.

Ranking

Carnaval 2017

1. Murgas
Don Timoteo es la murga que ha sido más contratada para actuar en los diversos escenarios. Según el reporte de @datosmomo publicado esta semana lleva 58 contratos. El top five en esta categoría lo completan Patos Cabreros con 55, Cayó la Cabra con 49, La Trasnochada con 47 y La Gran Muñeca con 46. Este año compiten 19 murgas.

2. Parodistas
Zíngaros es el conjunto de parodismo más contratado (y la agrupación con más shows considerando a las cinco categorías que concursan en el Teatro de Verano), con 60 contratos. Lo siguen Nazarenos con 45, Momosapiens con 44, Aristophanes con 30 y Los Antiguos con 28. Esos son los cinco elencos que compiten en esta categoría.

3. Humoristas
En este caso está arriba del todo en la lista de contratos acumulados Los Chobys con 35. Lo siguen Sociedad Anónima con 34, Cyranos con 28, No te Comas los Morrones con 24 y Fantoches con 17. También en esta categoría son cinco los participantes.

4. Lubolos
C 1080 y Sarabanda con 17 contratos son los conjuntos más contratados en la categoría Sociedad de Negros y Lubolos. Les siguen Yambo Kenia con 15, Tronar de Tambores con 14 y Senegal con 13. En este caso son ocho los elencos que compiten en el concurso.

5. Revistas
House con 21 contratos es la revista con más asistencia a escenarios. Le siguen Tabú con 18, La Compañía con 17 y Madame Gótica con 14, en una categoría con cuatro participantes.

6. Más murgas
Aún considerando que es la categoría con más conjuntos, los contratos de actuaciones para murgas representan el 50% del total de los realizados (628). Le siguen parodistas con 17% (207 contratos), humoristas con 11% (138), lubolos con 9% (107) y revistas con 6% (70). Además, hay un 8% de contratos de elencos "fuera de concurso" (102).

Acerca del autor