El crédito al consumo se aceleró en el segundo trimestre del año

El mejor desempeño estuvo en la banca estatal y en las administradoras de crédito

El crédito al consumo vigente, otorgado a las familias por los bancos y las principales administradoras de crédito, aceleró su ritmo de aumento en el segundo trimestre del año. De esa manera, dejó atrás su período de menor dinamismo de los últimos años.

Durante el segundo trimestre, el financiamiento que mantuvieron vigente las familias con el sistema financiero local –sin considerar el crédito hipotecario y automotor– aumentó 3% en pesos respecto a igual período de 2015, una vez descontado el efecto de la inflación.

De esa manera, el crédito al consumo aceleró su ritmo de crecimiento luego de que se mantuvo prácticamente estancado durante el primer cuarto del año. En el período enero-marzo de 2016, el financiamiento aumentó apenas 0,6% en términos reales respecto a igual trimestre del año pasado.

Los datos surgen del procesamiento mensual que realiza la Unidad de Análisis Económico de El Observador a partir de la información de las distintas instituciones que hace público el Banco Central (BCU).

Las administradoras de crédito y el Banco República (BROU) son los agentes más dinámicos dentro del segmento, con las tasas de crecimiento más aceleradas en comparación con los bancos privados y el resto de los agentes de menor participación en el mercado (cooperativas de intermediación y casas financieras, entre otros).

El BROU representa más de la mitad del mercado de crédito al consumo, con 54,5% del financiamiento vigente a los hogares uruguayos. En el promedio del segundo trimestre del año el stock de crédito al consumo del banco estatal creció 4,5% respecto a igual período del año pasado en pesos constantes.

Se trata de una leve desaceleración respecto al desempeño que tuvo en el primer trimestre del año, cuando mantenía una tasa de expansión de 6% interanual. Esa tasa relativamente alta, si se compara con el desempeño que tuvo el año pasado (2,3%), permitió sostener los niveles de financiamiento a las familias y evitar que el crédito al consumo vigente en la totalidad del sistema registre un primer trimestre de caída.

El segundo agente en importancia en el mercado del financiamiento al consumo son las administradoras de crédito en su conjunto. El relevamiento solo considera instituciones con créditos vigentes mayores a 200 mil unidades reajustables (US$ 6,4 millones al tipo de cambio actual), poseen 23% del financiamiento al consumo.

Las administradoras de crédito recuperaron el crecimiento de su stock de financiamiento otorgado durante el segundo trimestre. Pasaron de una contracción de 2,7% en el período enero-marzo a un crecimiento de 4,5% en el segundo cuarto del año. Se trata del mayor incremento desde el segundo trimestre del año pasado, aunque dista todavía del dinamismo que tenía en 2014 (8,9%).

Por su parte, los bancos privados representan 22,1% del mercado del crédito a las familias. Durante el segundo trimestre del año, el financiamiento vigente de estos agentes se redujo 1,7% en términos interanuales. Se trata del segundo trimestre consecutivo de retroceso, aunque con una desaceleración en su ritmo de caída. Durante el primer trimestre del año el deterioro fue de 8,1%.

La aceleración del crédito al consumo en el segundo trimestre del año se da pese a un contexto de pérdida de puestos de trabajo, leve crecimiento del salario real y deterioro de la confianza económica.

En el segundo trimestre se perdieron en Uruguay 12.600 puestos de trabajo respecto a igual período del año anterior. En tanto, el salario real registró un incremento de 0,9% durante el mismo período. Por su parte, el índice de Confianza del Consumidor de la Cátedra Sura de la Universidad Católica y Equipos Consultores muestra un importante deterioro de la propensión a comprar.


Populares de la sección