El cuarteto de premios más codiciado y el artista que podría ganarlos

Lin-Manuel Miranda, creador de la obra Hamilton, está nominado al Oscar y podría conseguir el EGOT, una difícil combinación de galardones compuesta por el Emmy, el Grammy y el Tony

El compositor, actor y rapero Lin-Manuel Miranda consiguió catapultarse hacia el cielo de las estrellas desde 2007, dejando detrás de sí una estela de éxito. Su nombre no solo se relaciona con Hamilton, uno de los musicales más exitosos de Broadway (es imposible conseguir entradas para verlo, incluso luego de un año y medio en cartel), sino que ahora está asociado con un sinfín de proyectos junto con Disney y Sony Pictures Animation.

En aquel año estrenó su primera obra musical, In The Heights, basada en su misma experiencia de vida como hijo de inmigrantes puertorriqueños viviendo en Washington Heights. El musical consiguió cuatro premios Tony, incluyendo Mejor musical.

Historia y rap en un musical

Hamilton

Luego de aquel éxito, en 2009 comenzó a idear su siguiente proyecto: la historia de uno de los padres fundadores de Estados Unidos, Alexander Hamilton, pero en clave de hip hop. La idea –que le pareció insólita incluso al expresidente Barack Obama, quien presenció una primera presentación de la obra en la Casa Blanca– resultó siendo uno de los mayores éxitos de Broadway de los últimos años, pionera en utilizar el ritmo y la idiosincrasia del rap para contar hechos reales de la historia estadounidense.

Lea también: La La Land lidera las nominaciones a los Oscar

Con un elenco que se enfocó en mostrar el crisol cultural del Estados Unidos de hoy (otorgándole por ejemplo el papel del presidente George Washington al actor afroamericano Christopher Jackson) y canciones pegadizas que trascienden la obra y consiguen tener valor por sí mismas, el musical transformó en uno de los hechos culturales más importantes de 2015 y 2016.

Hamilton: An American Musical consiguió un récord de 16 nominaciones a los Tony y ganó 11. La obra se estrenó también en Chicago y en diciembre llegará a Londres. Miranda consiguió el preciado MacArthur "Genius" Award, entregado a la excelencia creativa, así como también el premio Pulitzer en la categoría Drama. Las bandas sonoras de In The Heights y Hamilton recibieron Grammys, pero también obtuvo un Emmy por su canción Bigger, realizada para la introducción de la ceremonia de los premios Tony en 2013.

Su excelencia como letrista y compositor lo llevó a ser convocado por Disney para desarrollar Moana: un mar de aventuras, la película animada que actualmente se encuentra en cartel en Uruguay. Hoy ese filme obtuvo dos nominaciones a los Oscar, como Mejor película animada y Mejor canción original por How Far I'll Go.

El EGOT

How Far I'll Go (From "Moana")

Enfatizar sobre la cantidad de premios que ha ganado Miranda en apenas 10 años no es exagerado, ya que gracias a How Far I'll Go, el artista está en competencia para conseguir el exclusivo EGOT, sigla que simboliza el difícil cuarteto de premios Emmy, Grammy, Oscar y Tony.

En teoría, las chances para que Miranda obtenga este privilegio (que solo 12 personas en la historia tienen) son altas. Después de todo, es una de las figuras más queridas y veneradas del teatro y la industria cultural actual. Sin embargo, tiene un difícil competidor en la favorita de esta temporada de premios: La La Land: una historia de amor. Más aún cuando el filme logró colocar dos canciones en la planilla de votación: Audition (The Fools Who Dream) y City of Stars.

Por lo pronto, tanto los Golden Globes como los Critics Choice Awards prefirieron City of Stars antes que el trabajo del artista en Moana.

Consultado sobre la posibilidad de lograr el famoso cuarteto de premios, Miranda puso un poco de perspectiva sobre la temporada de galardones. "Los premios no son una garantía de excelencia", dijo al sitio Gold Derby. "Son geniales, pero no podés pensar en eso cuando estás creando. Lo único en que podés concentrarte es en hacer la mejor obra de arte que puedas y que el mundo se conecte con ella".

Más allá de los resultados de los Oscar (cuya ceremonia es el 26 de febrero) esta no será la única oportunidad para Miranda de alcanzar el elusivo EGOT. El artista ya tiene en el futuro varios proyectos que lo podrán acercar de nuevo al Oscar. Por lo pronto, participará como coprotagonista de una nueva versión de Mary Poppins junto con Emily Blunt, además de coproducir y componer las canciones de la actualización de Disney de su clásico La sirenita. Y para 2020 Sony Pictures Animation planea el estreno de Vivo, filme para el cual Miranda compondrá 11 canciones.

Con todos estos trabajos –y otros más que sin dudas llegarán– no hay signos de que el imparable ascenso de Miranda disminuya velocidad.


Acerca del autor