El cuerpo perfecto es el cuerpo real

Ashley Graham, modelo y activista de la inclusión de modelos de "talla extra", es una de las elegidas para aparecer en la edición especial de trajes de baño de la revista Sports Illustrated
Ashley Graham estaba comprando ropa en un shopping de la ciudad estadounidense de Omaha, en Nebraska, cuando fue abordada por un integrante de una agencia de modelos. La niña de 12 años fue contratada, y al año siguiente ya pertenecía a una agencia internacional, iniciando una carrera en el mundo del modelaje durante la que trabajó para marcas como Levi's, Calvin Klein y H&M, así como posando para revistas como Vogue, Elle y ahora, Sports Illustrated.

La particularidad de este último trabajo es que se trata del número especial que la revista deportiva publica cada febrero desde 1964 y que se centra en los trajes de baño, con modelos y atletas posando en distintos sitios exóticos del mundo. Lo importante está dado por el hecho de que Graham es la primer modelo de "talla extra" en participar de esta revista.

La modelo se suma así a una lista que incluye a Valeria Mazza, Heidi Klum, Cindy Crawford, Naomi Campbell, además de atletas como Serena Williams y Maria Sharapova e incluso artistas como Beyoncé, quienes han pasado por las páginas de este número especial.

Graham ya había aparecido en la versión 2015 de la revista, aunque como imagen de un aviso de Swimsuits for all, una marca de trajes de baño femeninos.
Ashley Graham
La imagen de Ashley Graham que aparecerá en la revista Sports Illustrated.
La imagen de Ashley Graham que aparecerá en la revista Sports Illustrated.

Tras el anuncio de la participación de Graham por parte de la revista, la modelo confirmó su presencia con una imagen en traje de baño en Instagram, donde además publicó el mensaje: "Esto es un sueño hecho realidad. Gracias a todos los que apoyan las curvas - nuestras voces fueron escuchadas y juntos me ayudaron a ser la Novata del año". Con esto último refiere al título que la revista asigna a las modelos que aparecen por primera vez en el número especial.

Desde hace ya algunos años, Graham es además activista por la inclusión de modelos de "talla grande" en este tipo de producciones, a la vez que brinda charlas en liceos sobre la imagen corporal y la aceptación del cuerpo, algo por lo que también aboga y de lo que se ha convertido en una referente, llegando a estar incluida en la lista de 30 personalidades relevantes y exitosas de menos de 30 años de la revista Forbes, en enero de este año.

Graham ha utilizado también aquello por lo que lucha como una herramienta de negocios, aunque no con un espíritu puramente mercantilista, sino realista. La modelo dijo a la revista Forbes que su cuerpo es el que posee "la mujer estadounidense promedio".

"Y yo lo utilizo para hacerle sentir a otras mujeres que son hermosas", agregó. Ese promedio significa que hay millones de mujeres con ese tipo corporal, por lo que Graham ha creado una línea de lencería junto a la marca canadiense Addition Elle que apunta a ese numeroso (y por lo tanto, redituable) público.

Las campañas de Graham, así como su inclusión en Sports Illustrated, son parte de un cambio en la industria de la moda, que responde a críticas populares que reclaman una mayor diversidad en los cuerpos que desfilan sobre las pasarelas y posan ante las cámaras, un fenómeno que la modelo reconoce y celebra.

"Me di cuenta de que nunca iba a ser perfecta para una industria que define la perfección desde afuera hacia adentro", dijo Graham durante una charla TedX que brindó en Valencia en 2015. "Más que 'talla extra', considero que soy 'mi talla'", expresó en esa oportunidad, comentando además que la moda considera "talla extra" a partir del talle 8 estadounidense, que equivale al "medium" en los estándares locales, lo que equivale a decir que dentro de esa categorización entra una amplia cantidad de personas.

Sin embargo, Graham considera que el término "talla extra" debe ser eliminado.

"Somos simplemente modelos. Somos mujeres", afirma.

Populares de la sección

Acerca del autor