El debate por el nuevo jefe de gobierno incluyó un beso en la boca

"Los besos no se preparan, se improvisan", dijo el líder de Podemos
Embed

Mientras se discutía la posible investidura de Pedro Sánchez como presidente de gobierno, un episodio inesperado se robó la atención de los presentes y de los que siguieron el debate por los medios de prensa. Fue cuando Xavier Doménech, catalán, terminó de pronunciar su discurso.

Desde otra parte del Congreso se puso de pie Pablo Iglesias, líder de Podemos, y se acercó a saludarlo con un efusivo abrazo que remató con un beso en la boca.

En el hemiciclo hubo sorpresa y así lo reflejan los rostros de los que fueron fotografiados en el momento. En las redes sociales, en tanto, hubo bromas de todo tipo.

Cuando le preguntaron luego a Iglesias si habían ensayado la escena, él respondió que "los besos no se preparan, los besos se improvisan". El líder de Podemos había declarado antes que su partido es "una fábrica de amor" y ahora se dijo sorprendido por la reacción de los legisladores que lo miraron mal. "Ojalá hubiera más besos en la boca y menos insultos", indicó.

Embed


Embed



Populares de la sección