El "delgado duque blanco" de David Bowie revive en disco inédito

Una nueva compilación del británico incluirá un álbum nunca antes lanzado, The Gouster, grabado en 1973

Luego de que el sello Parlophone publicara en setiembre del año pasado Five Years (1969-1973), que agrupaba desde Space Oddity hasta Pins Up, una nueva compilación volverá a insuflar vida al genio de David Bowie, que murió a comienzos de este año.

Bajo el nombre Who Can I Be Now? (1974-1976), un box set aún sin fecha definida de lanzamiento, se presentará un disco inédito del músico inglés: The Gouster. Grabado en Philadelphia, Estados Unidos, en agosto de 1974, el disco fue una experimentación del artista con el soul y el funk que luego se convirtió en Young Americans, lanzado en 1975. Mientras Bowie se iba convirtiendo en el elegante personaje del duque blanco que se consolidaría con Station to Station (1976), Young Americans fue en su momento descrita como "restos aplastados de música étnica que sobrevive en la era del rock Muzak, escrita y cantada por una calcárea blanca".

Sin embargo, el "plastic soul" con el que trabajó Bowie en ese disco se había gestado con The Gouster, un álbum de siete canciones. Según declaraciones de Tony Visconti, productor de Bowie, "gouster era una palabra con la que no estaba familiarizado, pero David la conocía como un estilo de código de vestimenta utilizado por adolescentes afroamericanos en los años de 1960, en Chicago. Pero en el contexto del álbum su significado era actitud, una actitud de orgullo. De todas las canciones que cortamos, estábamos enamorados de las que elegimos para el álbum que retrataban esta actitud".

Una publicación realizada en el Facebook oficial de Bowie tiene más frases de Visconti: "David tuvo un largo enamoramiento con el soul". "Éramos fans del programa de televisión Soul Train. No éramos "jóvenes, talentosos y negros", pero sí queríamos hacer un álbum de soul mortal, lo cual era bastante alocado".

The Gouster comenzó con una versión "estrafalaria, nueva y más funk" de John, I'm only dancing, "que sonaba como si hubiese estado reproducida en vivo en una fiesta de un apartamento en Harlem".

Extendida a siete minutos, la canción se sumó a Somebody Up There Likes Me y It's Gonna Be Me, ambas de cerca de seis minutos y medio. "La otra cara del vinilo (Who Can I Be Now, Young Americans y Right) también llegó a los 20 minutos, con Can You Hear Me salvando el día con sus pasajes silenciosos. Cuarenta minutos de funk glorioso. Eso era y eso debía ser".


Populares de la sección