El dengue dispara fumigaciones de vecinos y MSP lo hará en las calles

Son nueve los casos confirmados: siete en Montevideo, uno en Salto y otro en San José

El brote de dengue en Pocitos, Malvín Norte y la Unión llevó a que el Ministerio de Salud Pública (MSP) pusiera en marcha una nueva etapa del protocolo de acción contra la enfermedad: de pasar a fumigar en zonas localizadas, lo harán de manera masiva en Pocitos, donde ya hay al menos tres casos iniciales diagnosticados de los nueve detectados en una semana, informaron a El Observador fuentes de la cartera.

La fumigación se realizará con la Intendencia de Montevideo (IMM), con quien viene coordinando ese tipo de acciones desde que apareció el primer caso de dengue autóctono.

Será en los alrededores de Pocitos entre las 6 y 8 horas del miércoles, según dijo a El Observador la directora de Salubridad de la comuna, Beatriz Mato. Por su parte, la directora de Salud de la intendencia, Analice Berón, dijo a Informativo Sarandí que el punto de partida será el cruce entre la calle Rivera y Dolores Pereira de Rosell.

Hasta ahora las fumigaciones que realizaba la cartera de Salud junto a la comuna de Montevideo eran puntuales, en jardines de casas o edificios. Sin embargo, Berón dijo que en esta ocasión se apuntará a una fumigación más amplia, por lo que la comuna utilizará equipos más grandes, colocados sobre camiones, que permiten abarcar un espacio mayor al de las mochilas fumigadoras utilizadas hasta el momento.

Mientras tanto, hay vecinos que empiezan a tomar cartas en el asunto y contrataron empresas privadas para que fumiguen sus hogares. "Vamos a fumigar por el dengue en mi edificio. Patio y jardín", le dijo un hombre a otro en una sala de espera de un consultorio médico, según presenció El Observador, luego de cortar una llamada con una empresa de fumigación. El caso de ese hombre no es el único. En el barrio Pocitos, donde se detectaron seis de nueve de los primeros casos de dengue autóctono, muchos vecinos comenzaron a fumigar por su cuenta para evitar la presencia del Aedes aegypti, el mosquito transmisor.

Las autoridades sanitarias reiteraron en varias oportunidades que la fumigación no debe ser la primera opción. La mejor forma de combatir al mosquito transmisor es dando vuelta todos los recipientes que pueden tener agua que se estanque.



Fumigación, entre otras cosas

Una empresa de fumigación trabajó ayer en un edificio ubicado en la calle Lorenzo Pérez y 26 de Marzo, en Pocitos, a una cuadra de donde se detectó el primer caso. Los vecinos consideraron que la fumigación del MSP y la IMM no alcanzaba, y contrataron a una empresa para que fumigara los lugares comunes. Su preocupación mayor era el garaje, que es "un criadero de mosquitos", según dijo una de las integrantes de la directiva a El Observador, que realizó una recorrida por la zona.

Por la piscina, el patio y el garaje, la empresa que contrataron cobró $ 3.000. A los particulares, $ 600 por todo el apartamento.

Sumado a eso, los porteros recorren diariamente las zonas comunes para controlar que no haya agua en recipientes. El Observador comprobó que esa es una práctica común en muchos de los edificios y casas del barrio.

A una cuadra de allí, en un edificio de Lorenzo Pérez esquina Achiras, todavía no se contrató a una empresa, pero están pensando en hacerlo. Además, se colocaron carteles en el ascensor para que los vecinos den vuelta todos los recipientes que puedan contener agua. Leila, que vive allí con su hermana, tiró una planta que tenía hace 15 años para no tener que preocuparse por el agua estancada en el plato de la maceta.

El efecto de la fumigación contra el mosquito transmisor del dengue depende del lugar donde se fumigue. Si es un patio o jardín puede durar entre 60 y 90 días y en un apartamento o casa sin fondo, unos 120, dijo a El Observador Leonardo De las Heras, encargado de una empresa de fumigación.

El ministro Jorge Basso dijo a la prensa que la fumigación no mata a las larvas, sino solo al mosquito adulto. Sin embargo, Roberto Carballo, integrante del departamento técnico del laboratorio que le vende el insecticida a la IMM, aseguró a El Observador que el producto utilizado para fumigar sí posee larvicida. "Hay una base experimental muy sólida hecha por autoridades argentinas, tiene respaldo científico y fue ensayado en situaciones más críticas que la nuestra", agregó.

En las últimas semanas, las compañías de ese tipo aumentaron la demanda. De las Heras sostuvo que en muchas de las casas donde van a fumigar constatan que se utilizaron productos de forma casera que son industriales, inefectivos contra el mosquito y pueden dañar la salud.

Repelente gratis a asentamientos

El gobierno rebajará hasta llevar a 10% el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que pagan los repelentes, de acuerdo a lo anunciado por el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, ayer en el Consejo de Ministros en Piedras Coloradas, una localidad del departamento de Paysandú.

Además, Ferreri informó que las autoridades decidieron que el repelente se entregará en forma gratuita para las personas que vivan en asentamientos.

La medida se toma días después de conocido el primer caso de dengue autóctono en el país.

Hasta el momento las autoridades sanitarias han confirmado nueve casos autóctonos de esta enfermedad.


Populares de la sección