El día que Nacional se retiró

El Peñarol de 1949 fue uno de los mejores equipos de la historia, campeón invicto del uruguayo; el aurinegro ganaba el juego de la primera rueda 2-0, pero disconforme con el juez el albo no se presentó al complemento

El año 1949 no es uno más en la historia de Peñarol. Tras la huelga de jugadores de fútbol que impidió la culminación del Uruguayo de 1948, Peñarol se adjudicó el torneo Competencia de 1949, en forma invicta y sin puntos perdidos y logró el título del Uruguayo de 1949, también sin perder partidos y con una contundente media de goles: 62 en 18 partidos, casi 3,5 goles por cotejo.

En esa temporada Peñarol ganó 3-1 el clásico del Competencia y ambos clásicos del Uruguayo: 2-0 y 4-3. Particular recuerdo tiene el de la primera rueda, ya que únicamente se disputó el primer tiempo debido a que Nacional no se presentó a jugar la segunda parte.

Esa temporada y por el torneo Competencia, Peñarol ganó a Nacional 3-1 con goles de Míguez, el argentino Hohberg y Vidal. Los tricolores habían inaugurado el marcador con gol de Walter Gómez.

Al clásico de la primera rueda de 1949 llegaron ambos invictos, con Peñarol con cuatro unidades de ventaja sobre Nacional, aunque éste con un partido menos jugado. Esa tarde, la del domingo 9 de octubre de 1949, lluviosa sobre Montevideo, tuvo el triunfo de Peñarol en el clásico de la reserva: 3-1 con dos goles de un jugador Nicolás Falero y el restante de Hugo Villamide.

En el partido de fondo Peñarol comenzó con dominio territorial ante Nacional. Sobre los 38 minutos del primer tiempo en una incidencia que inició Hohberg pasó el balón a Ghiggia, éste escapó la marca de su oponente Cruz, pasó nuevamente a Hohberg, devolvió a Ghiggia y este, con potente disparo cruzado venció a Aníbal Paz. Fue la apertura para Peñarol, algunos minutos antes de finalizar el primer tiempo.

Tras el 1-0, casi en forma inmediata un remate de Ghiggia, y el segundo gol que a punto estuvo de caer. A cuatro minutos del final del partido penal para Peñarol. Míguez lo remató a media altura y en gran intervención el golero Aníbal Paz lo detuvo, Ernesto Vidal tomó el rebote primero que nadie y marcó el gol. 

La incidencia del gol de “Patrullero” Vidal fue enérgicamente protestada por Eusebio “Cato” Tejera, quien reclamó posición adelantada del futbolista de Peñarol. El árbitro Bochetti lo expulsó y Nacional quedó con 10 jugadores.

Antes de finalizar el primer tiempo Walter Gómez agredió al árbitro Bochetti, quien lo expulsó. Con nueve hombres quedaron los tricolores para afrontar el segundo tiempo y con el marcador 2-0 a favor de los aurinegros.

¿Qué pasó en el descanso? Las crónicas señalan que Nacional se mostró muy disconforme con la actitud del árbitro Bochetti, principalmente la decisión de conceder el segundo gol por parte de Vidal, tras el penal atajado por Aníbal Paz. Ante esto, y sin la presencia de Walter Gómez, ni de Tejera, ambos expulsados, Nacional decidió no presentarse a jugar el segundo tiempo.

Con Peñarol en la cancha para jugar el segundo tiempo, el árbitro central Horacio Bochetti consultó al primer línea Pedro Obregón y dio ganador a Peñarol.

Nacional culminó segundo en el Uruguayo de 1949, con 28 puntos, producto de una docena de triunfos, cuatro empates y dos derrotas (ambas ante Peñarol).

En la jerga popular el clásico del 9 de octubre de 1949 quedó como el “Clásico de la fuga”.


Populares de la sección

Comentarios