El día en que Venezuela rompió con la dictadura uruguaya

Fue en 1976 por el secuestro de una presa política; las relaciones se restablecieron en 1985


Durante nueve años, las relaciones diplomáticas entre Uruguay y Venezuela estuvieron interrumpidas debido a un incidente que involucró a una presa política –luego desaparecida-, a la dictadura en ese momento encabezada por Aparicio Méndez, y al gobierno democrático de Carlos Andrés Pérez.

El 28 de junio de 1976, la maestra Elena Quinteros, militante del Partido Por la Victoria del Pueblo (PVP), fue trasladada por las fuerzas policiales hasta las inmediaciones de bulevar Artigas y la avenida Rivera para que entablara un supuesto contacto con otro integrante de su organización política.

Mientras era vigilada, Quinteros escapó de sus captores y se metió en los jardines de la embajada venezolana. Ante los gritos de la mujer, dos funcionarios diplomáticos salieron a defenderla pero fueron golpeados por los represores que se llevaron a rastras a la mujer.

El gobierno venezolano de Carlos Andrés Pérez protestó ante la dictadura uruguaya, pidió por la vida de Quinteros y, finalmente, rompió relaciones con Uruguay. Relaciones que recién fueron restablecidas en 1985 con el retorno de la democracia.


Populares de la sección