El dilema de algunos frenteamplistas entre ir a votar o no

La participación de sus simpatizantes disminuyó elección a elección desde 2002

Este domingo los frenteamplistas deben decidir si votar o no de las elecciones internas de su fuerza política. El descontento de los simpatizantes del FA fue advertido por los propios candidatos, quienes a lo largo de la campaña centraron sus discursos en la necesidad de la fuerza política de escuchar las críticas y en incentivar a sus militantes a una mayor participación.

Uno de los ejemplos más gráficos fue el spot que impulsaba la candidatura de Alejandro Sánchez, que se ofrecía a ir a la casa de los frenteamplistas enojados a escucharlos, en un intento de lograr un acercamiento con su electorado.

A pocos días de que se concrete el acto electoral, surgieron posturas contrapuestas con respecto a esa decisión de si votar o no.

Una de ellas fue la del guionista y expresidente del Sodre Fernando Butazzoni. En la mesa del programa de radio En Perspectiva, como frenteamplista incentivó a los simpatizantes a participar de la elección, aunque no decida por ningún candidato en particular.

"Me gustaría plantear la conveniencia, la necesidad, la importancia de ir a votar, y en todo caso, si no hay ningún candidato que resulte satisfactorio, votar en blanco. Pero no ir a votar el simplemente debilitar una organización política muy importante con una historia muy importante", dijo, lo que provocó un debate con el otro integrante de la mesa, Esteban Valenti.

Valenti -que también es militante frenteamplista pero que en el último tiempo se ha mostrado crítico con la fuerza política-, ya había señalado que no votaría este domingo porque consideraba que no será una elección que remueva la estructura de la organización, con la que no está de acuerdo.

"Estoy todavía más convencido de que en estas elecciones no se definen los problemas fundamentales del Frente Amplio. Vamos a tener un presidente nuevo que va a influir relativamente, porque no está en discusión lo fundamental. Es una estructura absolutamente superada, que es la que maneja el FA y lo va a seguir manejando. No está en discusión el Plenario, que es elegido por algunos pocos miles, no está en discusión la Mesa (Política), no está en discusión el Secretariado y no está en discusión un Congreso que va a ser elegido por los delegados de los Comité de Base", argumentó.

Valenti agregó que las decisiones más importantes del Frente Amplio -como hoy podría ser la reforma de la Constitución- se toman en esas instancias que representan "cada día menos al sentimiento y a la participación del pueblo frenteamplista", algo que, según su opinión "se va a agravar en esta elección".

La disyuntiva de si ir a votar o no es en vano. De las cuatro elecciones que ha realizado, solo la segunda ha aumentado la cantidad de votantes. La primera fue en 1997 y en esa oportunidad participaron 70 mil simpatizantes frenteamplistas. La siguiente, en la crisis de 2002, el caudal de votos se triplicó y fueron más de 220 mil personas las que participaron. En 2006 volvieron a votar unas 220 mil personas. Pero luego empezó a bajar y en 2012 lo hicieron 170 mil.

Según publicó El Observador la semana pasada, varios dirigentes de izquierda esperan que en las elecciones internas de este domingo concurran al menos 70 mil votantes y así evitar el fracaso. Aunque eso supondría la mayor baja de votantes desde que se realizan estas elecciones.

Frenteamplistas del exterior

El Frente Amplio en esta elección las posibilidades de votar a quienes se encuentran en el exterior. Si bien la posibilidad de votar desde otros países ya existía, esta vez quienes no tengan un circuito local en su país de residencia podrán hacerlo por carta. En ese caso, quienes quieran utilizar este mecanismo deben comunicarse con la fuerza política para que les hagan llegar un sobre con las papeletas. En ese mismo sobre, los votantes deberán poner sus hojas de votación y enviarlos al local del Frente Amplio en la calle Colonia.

Hasta ahora hay unas 500 personas que se registraron para votar de este modo, aunque todavía no ha llegado ningún sobre, según informaron a El Observador desde el comando electoral del FA.

El mecanismo se suma a la votación en los locales ya instalados en Estados Unidos, Canadá, Argentina, México, Suecia, Australia y España, en donde los votantes deben participar de forma presencial. En el exterior hay registrados 4.290 adherentes frenteamplistas y en 2012, los votantes desde otros países fueron 2.500, lo que deja en evidencia que, más allá del esfuerzo que hagan para emitir su voto desde tan lejos, el nivel de participación se define puertas adentro.

Populares de la sección