El director de "El noctámbulo" regresa

El uruguayo Gabriel Díaz asegura que a fin de año filmará La última fase, un "thriller de ovnis"
Diez años después del estreno de El noctámbulo, una película uruguaya de superhéroes tan criticada en su momento como reconvertida a objeto de culto con el paso de los años, su director anuncia un nuevo proyecto. Gabriel Díaz quiere tener la producción de La última fase comenzada para fin de año, en lo que sería su regreso al cine nacional.

"Sé lo que quiero con esa historia y está la experiencia de Noctámbulo, de lo que se hizo bien y de lo que se hizo mal. Lo bueno hay que potenciarlo y lo otro hay que descartarlo", aseguró Díaz, quien describe La última fase como "un thriller de ciencia ficción que trata sobre dos hermanos que indagan en los motivos de la desaparición de su padre y en ese camino se enredan con un experto en ovnis que les revela que tal vez todo tenga que ver con extraterrestres".
"Mi idea es que sea una mezcla de Los archivos X con El código Da Vinci. Porque lo importante es también la información que se cuenta. Y por eso en el afiche de la película pusimos 'Basada en controvertidos informes sobre el fenómeno ovni'", afirmó el director.

De las distintas formas de enfocar una historia de ciencia ficción, solo algunas parecen ser aptas para la realidad financiera del cine uruguayo. En su momento, Díaz intentó adaptar un género hollywoodense como el de los superhéroes a la realidad local y en este nuevo proyecto asegura que trabajará con un criterio similar. "Va a ser más jugada al suspenso. Pero si decimos que será una película de ovnis, tiene que haberlos. La idea es que la historia interese por sí misma, pero que quede claro de que no va a ser Día de la Independencia. Señales es una buena referencia. Además, esta película también es un drama donde importan los personajes".

En el equipo participan algunos de los que colaboraron con él en Noctámbulo aunque la financiación, asegura, será algo distinta, ya que se trabajará en forma cooperativa y con el apoyo de socios de Argentina. Luego de eso piensa probar un camino que no recorrió con su película anterior: "Mi idea es presentarla a festivales del género, previo al estreno en Uruguay".

Díaz tenía 23 años, estudios en la Escuela de Cine y algunos cortometrajes filmados cuando empezó a trabajar con Noctámbulo, un proyecto que cobró vida propia más allá de lo que planificaba. Primero la escribió y reunió a su equipo, luego optó por actuar y finalmente la dirigió. "Decidí dirigirla porque me sentía contenido por el equipo", dice. Se estrenó en agosto de 2006 en salas comerciales y tuvo el mérito de ser la primera película uruguaya que distribuía Moviecenter. "Para ese momento, fue demasiado", agrega acerca de esa película repleta de leyendas sobre su costo y forma de financiación.

La vida tras la máscara

Díaz señala más conslusiones de aquella primera experiencia: "Noctámbulo es que fue chica en algunos aspectos, pero tuvo una distribución muy grande en una época en la que no había nada uruguayo de ese estilo en salas comerciales. En DVD, por ejemplo, funcionó mejor que en cine. Y luego fue a canales de cine latinos donde tuvo buena repercusión; me abrió puertas", asegura.

Lo cierto es que en Uruguay ese primer largometraje se convirtió en una obra de culto de la que hasta hoy se habla, e incluso en fiestas y eventos se ha llegado a ver gente disfrazada como el antihéroe vengador del título. Más allá de eso, el filme –una de las pocas producciones sobre superhéroes del hemisferio Sur– le abrió puertas inesperadas a Díaz, ya que un distribuidor argentino la llevó a la TV cable y, a partir de esa salida, se contactó con productores en México para los que ha trabajado en los últimos ocho años escribiendo guiones, según aseguró.

Díaz asegura que desde Noctámbulo hasta hoy ha escrito lo que le apasiona. "Noctámbulo fue lo que quería hacer en su momento, pero llegó a mucho más de lo que esperaba. No sabía dónde estaba parado, pero en cierto modo era donde quería estar. Creo que era una película para una onda más under, porque al estar tan expuesta se vio aún más. Y era rara para el cine comercial. Por eso se analizó no con dos ojos, sino cuatro. Obviamente ese género de cine está enviciado con Hollywood, las comparaciones son notorias y siempre tenés las de perder. Acepto las críticas constructivas y entiendo lo que no estuvo bueno. Pero de algún modo creo que fue en parte lo que la gente quería ver. Pasaron varios años sin novedades del género en Uruguay y recién se impuso con La casa muda. Ahora hay muchas más producciones del estilo y empiezan a salir otro tipo de películas".



Populares de la sección