El disco más esperado del año fueron en realidad dos

Tras demoras y rumores Frank Ocean volvió para superar las expectativas
Cuatro años parece poco, en un mundo donde una banda como Guns n' Roses hizo esperar a sus fanáticos 15 años por música nueva. Pero para los fanáticos del músico Frank Ocean, cuatro años fueron una eternidad.

El músico de 28 años se condecoró como un compositor de R&B y pop excepcional, mientras que su primer disco de estudio Channel Orange (2012) es usualmente adjetivado como una "obra maestra" por la prensa. Y aunque parezca exagerado, fue lo que Ocean logró. Produjo un R&B con una calidad artística superior y un empuje vanguardista, al inspirar a varios artistas que en años siguientes siguieron sus pasos. Con mezclas de funk, soul y hip hop, Channel Orange se destaca por letras narrativas y evocativas que profundizaban sobre críticas a las clases acomodadas, temas raciales y sexuales (antes de la salida del disco, Ocean habló sobre su bisexualidad, un tema que todavía es un poco tabú en el hip hop) y el amor no correspondido.

Este trabajo se condecoró como el mejor disco del año por publicaciones de todo el mundo, así como también recibió seis nominaciones a los Grammy, de los cuales recibió dos.

Desde entonces la expectativa por nueva música no hizo más que crecer, y a cada fecha límite que pasaba, se transformaba en gritos ensordecedores desde las redes. Mientras, Ocean se mantenía en estricto silencio, salvo por sus escasos anuncios.

En 2014 confirmó que el disco estaba pronto. En abril de 2015 en su Tumblr Ocean dijo que el disco ahora llamado Boys Don't Cry saldría en julio de ese año junto con una revista. En julio de 2016 los fanáticos se pusieron en alerta cuando apareció una imagen en su sitio con una tarjeta de biblioteca que anunciaba "julio 2016". El 2 de agosto The New York Times intentó poner fin a la espera al anunciar un posible disco para el 5. Y en su sitio apareció un video en vivo, donde el músico construía algo acompañado por música instrumental de fondo. Pero ningún disco llegó.

Postergación tras postergación, internet manejó la espera realizando memes y lamentándose en colectivo. Malay, colaborador de Ocean desde Channel Orange ofreció una explicación: "el arte no puede ser apurado".

Hasta que el pasado viernes 19 apareció en exclusiva para Apple Music Endless, un álbum visual –como los dos últimos discos de Beyoncé–, desarrollado a partir de aquel video, donde se pudo ver ahora a Ocean construir una escalera en caracol. La música, según detalló Apple Music, no era oficialmente el sucesor de Channel Orange, sino otro proyecto en paralelo, por lo cual enfatizó sobre la llegada de más música.

Cuando tanto fanáticos y prensa estaban todavía analizando Endless, Ocean sorprendió con otro nuevo disco. Aquel Boys Don't Cry se transformó en Blond, otro lanzamiento realizado exclusivamente para Apple Music. Se trata de un disco que continúa sobre las temáticas de Channel Orange –sexualidad, uso de drogas, fama– pero suma cavilaciones sobre la mortalidad, la vida y la madurez, y una predilección por la guitarra en lugar de los beats.

Para escuchar los discos en el país habrá que esperar que las dos semanas de exclusividad con Apple Music caduquen.

Populares de la sección

Acerca del autor