El dólar bajó 1,24%, la segunda mayor caída diaria en el año

En un mercado caracterizado por la falta de pesos, el billete verde cerró a $ 31,20 para la venta
El dólar abrió la semana en la plaza local con una fuerte caída de 1,24%, que no era esperada por los distintos agentes del mercado. De esa forma, el billete verde se anotó su segundo mayor descenso en lo que va del año, solo superado por la baja del pasado 4 de abril (-1,39%).

La falta de pesos por parte de los bancos (los principales actores del mercado mayorista) marcó la tónica de los US$ 17,1 millones que se operaron a través de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa).
A su vez, a nivel externo no hubo anuncios en los mercados globales y regionales que dieran pie a una baja tan pronunciada del tipo de cambio, según comentaron operadores cambiarios consultados por El Observador. El valor promedio de las operaciones en el mercado mayorista fue de $ 30,618, y la última transacción se pactó a $ 30,55, 1,93% menos que el viernes pasado.

La caída también se reflejó en la pizarra del Banco República (BROU), donde el dólar perdió 40 centésimos y cotizó a $ 30 para la compra y $ 31,2 para la venta.

"Esta baja no era esperada para un arranque de mes. Tampoco hubo variaciones significativas en lo internacional como sí había pasado la semana pasada", destacó uno de los operadores consultados. La divisa estadounidense lleva tres meses consecutivos de retroceso, luego del fuerte empuje al alza que caracterizó el primer bimestre del año. En ese contexto los pronósticos para lo que resta de este año son mucho más cautos que hace meses atrás, al punto que la mayoría de los analistas encuestados por El Observador a finales del mes pasado corrigieron sus proyecciones a la baja y esperan un dólar a $ 35 para fin de año. Ese valor está $ 1,2 por debajo de lo que se esperaba en marzo pasado.

Por otro lado, la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ofreció hoy un panorama en gran medida optimista para la economía de Estados Unidos y dijo que habrá un alza de la tasa de interés, pero, en una omisión que notaron los inversores, suministró pocas señales de cuándo ocurrirá.

Si bien el reporte de empleo del mes pasado, que se publicó el viernes, fue "decepcionante", los responsables de la política monetaria responderán "solo en la medida en que determinen o se vea que las cifras son significativas en términos de cambiar nuestro panorama económico de mediano y largo plazo", agregó.

Yellen fue cuidadosa en no ofrecer pistas del momento de una próxima alza de tasas, en contraste con un discurso del 27 de mayo, cuando dijo que la medida probablemente sería apropiada "en los próximos meses". Para algunos inversores, la ausencia de una referencia temporal sugiere que la Fed postergaría su próxima suba de tasas hasta después de la próxima semana, cuando los banqueros centrales estadounidenses se reunirán para decidir sobre la política monetaria.

Populares de la sección