El dúo de estilistas detrás de Claire Underwood

Como dicen, mucho de lo bueno del mundo de la moda viene de a pares, y el dúo Kemal Harris y Karla Welch no es la excepción
Si bien su perfil no es tan alto como el de varios de sus clientes (Amy Poheler, Olivia Wilde, Hailee Steinfeld, Zoey Deschanel, y si... Justin Bieber), ya figuran en la lista de los estilistas más poderosos de Hollywood.
 
Ambas hacen un equipo imbatible que ha intervenido en diversos espectáculos de primera línea, alfombras rojas y asesoramientos para series de TV, campañas de moda o editoriales de revistas.
 
Se reparten entre las dos costas de Estados Unidos: Karla cubre el espectro del espectáculo hollywoodense y Kemal el de negocios de New York.
 
Sostienen que el estilo se hace, no necesariamente se nace con él; que la buena ropa abre puertas y que la primera prenda básica y combinable con todo -y que se debe tener en un ropero- es una buena chaqueta de cuero. Harris se hace tiempo incluso para ser bajista de una banda de rock. 
 
A los aficionados de la serie House of Cards de Netflix que reparan en el impactante guardarropas de Claire Underwood les interesará saber que es obra justamente de ellas. 
 
La relación con la actriz Robyn Wright comenzó de forma particular y se extendió en el transcurso de la serie, evolucionando hasta el actual rol de la protagonista como primera dama. La diseñadora de vestuario, Johanna Argan, supervisa el vestuario del resto del elenco.
 
El trabajo, cuyo desafío mayor era mostrar en la tercera temporada el lado vulnerable y femenino de alguien que trabajó denodadamente para llegar a la cima, presentó piezas emblemáticas que Robyn lució a la perfección. Luego del final, cuando abandona a su marido, continúa en la siguiente con atuendos más sexy mientras él vuelve a conquistarla.
 
El "tablero de inspiración" del equipo incluyó fotos de Lauren Bacall y de Carolyn Bessette-Kennedy, y películas de los años 40. Introdujeron  diseñadores americanos como Ralph Lauren (¡Ah!.. ¡El vestido plateado de la cena con el primer ministro de Rusia!), Altuzarra, Michael Kors, Derek Lam, Proenza Schouler, y europeos como Armani, Alexander Mc Queen, Dolce & Gabbana y Max Mara. Muchas faldas súper estrechas, tacos aguja y vestidos entallados que construyen el personaje de manera sólida y memorable. ¿El secreto? La sastrería impecable.
 
A Wright también la asesoran fuera del set, donde se presenta de forma mucho más contemporánea, vistiendo más pantalones y tacos bajos sin dejar de ser elegante. Según Kemal, "uno no no anda corriendo por la ciudad de un lado a otro con polleras tubo y tacos altos".
 
El estilo que ha asistido en la construcción de un personaje manipulador y frío podría tildarse de aburrido o demasiado clásico, pero revela varias premisas interesantes: 
 
* El poder de la sastrería hace que las líneas puras, las costuras y caídas  impecables conformen la mejor carta de presentación en cualquier instancia.
* El minimalismo despojado de logos, modas o accesorios estridentes no pasa de moda y genera guardarropas más sustentables.
* La versatilidad del intercambio de piezas o combinación por opuestos con prendas como jeans, ablanda un look aún elegante, mientras multiplica las opciones de conjuntos, algo válido para vestuario masculino y femenino.
* La eterna referencia a los años 40 o 50 previos a la moda rápida, a épocas en que la gente iba bien vestida por la calle e incluso en el tiempo libre, es una base sólida para el estilo.
 
Después de todo, como alguien dijo una vez: "Para romper las reglas, es necesario conocerlas". 
 
Vean el artículo completo con fotos aquí

Comentarios

Acerca del autor