El ejército mediático de los países

Los que tratan de hacer oír su voz en el mundo
El mapa de medios de comunicación financiados con fondos públicos que se ha instalado en el mundo en los últimos años registró una gran expansión desde el hemisferio Oriental, con Rusia, China e Irán a la cabeza. Y ya no es solo el inglés el idioma elegido para llegar a las audiencias, sino que ahora van con todo por los hispanoparlantes.

El Kremlin reforzó en la última década su servicio informativo con el lanzamiento de radio, televisión y agencia de noticias (ver nota principal). Pero Pekín también incrementó el número de medios a su cargo y, sobre todo, los idiomas en los que son producidos. Los canales de CCTV, la televisión central china, se pueden ver gratuitamente a través de YouTube en español, inglés, francés, ruso y árabe. Además, tienen un canal exclusivo para Estados Unidos y una agencia de noticias, Xinhua, cuyo cometido es "dar a conocer China y reportar el mundo" con una "voz autorizada".

Irán, en tanto, instaló en Madrid los estudios de HispanTV, un canal de noticias producido enteramente en español y que también se puede ver gratis en YouTube. Tiene una señal hermana, PressTV, en inglés.

En América Latina, además, Venezuela impulsó desde 2005 la salida al aire de Telesur, un canal que si bien cuenta con otros países entre sus accionistas (Ecuador, Bolivia, Cuba, Nicaragua, Uruguay y Argentina, aunque este último anunció su desvinculación este año) tiene una línea editorial que se asemeja a la política exterior fijada por Caracas.

Pero la producción de medios de comunicación financiados por los gobiernos no es un invento nuevo. Estados Unidos y países de Europa llevan décadas haciéndolo. Washington tiene radios, canales de televisión y sitios web en todo el mundo –principalmente con alcance a Cuba, la región árabe, Europa del Este y Asia–.

Francia también se ha ocupado de tener medios informativos. La Agence France-Presse (AFP) es una de las primeras organizaciones de noticias con proyección mundial fundada por un Estado, si bien funciona como empresa privada. Su directora para América Latina, Juliette Hollier-Larousse, dijo a El Observador que el gobierno francés no influye en la cobertura. París destina a su vez fondos para un conglomerado de medios que incluye Radio Francia Internacional, MCD (para países árabes) y France 24, un canal de noticias que tiene versiones en francés, inglés y árabe que se pueden ver gratis en internet. En 2017 prevé lanzar su versión en español. El estado francés financia también, de forma indirecta, al canal TV5.

Alemania tiene seis canales de la Deutsche Welle, cada uno enfocado en una región diferente del mundo, y cuyo propósito es brindar "la perspectiva alemana y europea sobre el acontecer de la política mundial", según dijo su director general, Peter Limbourg, en un texto publicado en su sitio web. España, en tanto, cuenta con radios, canales, y la agencia de noticias EFE.

La reina madre

La pionera en medios públicos es la BBC, y su independencia del gobierno británico ha sido elogiada. En la guerra de Malvinas, la primera ministra Margaret Thatcher dijo que "jugaba para el enemigo".

Populares de la sección

Acerca del autor