El Estado Islámico resiste los ataques en su principal feudo

Yihadistas repelen a las fuerzas iraquíes que tienen apoyo de EEUU
El grupo yihadista Estado Islámico (EI) presenta una firme resistencia a las fuerzas iraquíes que con apoyo de Estados Unidos tratan de avanzar hacia el centro de la ciudad de Faluya, el principal feudo del grupo terrorista, donde la situación de decenas de miles de civiles bloqueados genera preocupación.

La ONU advirtió ayer que 20 mil niños se exponen a ser reclutados por el EI en Faluya, donde las tropas iraquíes se toparon con la férrea resistencia de cientos de yihadistas.

Al décimo día de su ofensiva, los soldados y policías iraquíes, respaldados por la aviación estadounidense, y con el apoyo de milicias chiitas y miembros de tribus, intentaban avanzar hacia el centro de Faluya, tras haber conseguido entrar el lunes en este bastión yihadista, 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

"Nuestras fuerzas intentan entrar en el centro de la ciudad pero hay una fuerte resistencia" del EI, dijo el general Abdelwahab al Sadi, comandante de la operación militar.

La ofensiva, que fue preparada en coordinación con consejeros militares estadounidenses, está siendo dura, afirmó el Pentágono, que agregó que el grupo yihadista "tiene intención de pelear".
Batalla dura

Según los expertos, la batalla se anuncia larga y difícil, ya que el grupo extremista está bien anclado en Faluya. Las fuerzas iraquíes, con ayuda de consejeros militares norteamericanos, preparaban desde hace meses la batalla de Faluya, tomada por los yihadistas cinco meses antes de la gran ofensiva que les permitió en junio de 2014 apoderarse de otras regiones del país, como Mosul, asediando progresivamente la ciudad.

Después de entrar en Faluya a través de tres rutas, las fuerzas iraquíes realizaron su avance más significativo en el sur, donde llegaron a la periferia de Naimiyah.

No hay ningún balance disponible sobre las víctimas civiles, pero se calcula que unas 50 mil personas están bloqueadas en el centro de Faluya.

Entre ellos, al menos 20 mil niños "corren el riesgo de un reclutamiento forzado para los combates", dijo el representante en Irak del Fondo de la ONU para la infancia (Unicef), Peter Hawkins.
"Los niños reclutados se ven obligados a portar armas para combatir en una guerra de adultos. Su vida y su futuro están en peligro", agregó.

Según el comandante de la operación militar, "cerca de 100 yihadistas fuertemente armados" lanzaron el martes un gran contraataque en este sector. Pero las fuerzas iraquíes lograron frenarlos, matando a 75 yihadistas, afirmó.Esta cifra no pudo ser confirmada y el comandante iraquí no proporcionó un balance de posibles víctimas del lado gubernamental.

Un bastión

El EI solo puede combatir en Faluya y no tiene la posibilidad de huir como hizo en otras batallas, puesto que la ciudad está sometida a un cerco casi hermético. Pero los yihadistas están bien asentados en esta ciudad de la provincia de Al Anbar.

"Cada vez que nuestras fuerzas intentan avanzar tienen que enfrentarse a sistemas de defensa posicionados por Dáesh", el acrónimo en árabe del EI, informó un coronel de la policía.

Los mandos iraquíes afirman haber matado a decenas de yihadistas desde el inicio de la ofensiva, el 23 de mayo, pero no comunican mucho sobre sus pérdidas.

En la vecina Siria, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), compuestas sobre todo por combatientes kurdos, con el apoyo crucial de la aviación estadounidense, combaten contra el EI en el norte de la provincia septentrional de Raqa.

Las FDS iniciaron una ofensiva el 24 de mayo en esta zona y desde entonces reconquistaron varias localidades.

Fuente: AFP

Populares de la sección