El FA se alineó con el Poder Ejecutivo y respaldó a Nin

La oposición pidió la aplicar la carta democrática en Venezuela
La bancada de diputados del Frente Amplio (FA) se alineó con la postura del Poder Ejecutivo y respaldó la actuación del canciller, Rodolfo Nin Novoa, frente a la situación en Venezuela. Al cierre de esta edición los 50 diputados oficialistas -el independiente Gonzalo Mujica está de licencia y su suplente responde a la orgánica del FA- se aprestaban a votar una moción de respaldo a las explicaciones dadas por Nin Novoa en el Parlamento y donde se rechaza la injerencia de organismos internacionales y la actitud de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de su secretario general, Luis Almagro.

Nin concurrió al Parlamento convocado por el diputado colorado, Ope Pasquet, quien criticó que el gobierno "un día censura y otro adopta actitudes que son señales de simpatía" hacia el gobierno de Nicolás Maduro. El canciller respondió que Uruguay decidió "tender la mano" a Venezuela porque le "importa" y le "duele" lo que pasa en el país caribeño.

La oposición buscó dejar claras las diferencias que existen entre la posición del gobierno y la de algunos sectores del oficialismo, pero el canciller respondió que los partidos gozan de mayor libertad para dar sus opiniones porque no comprometen al país con sus declaraciones. Nin volvió a dejar en claro que Uruguay no acompañará la aplicación de la cláusula democrática de la OEA a Venezuela porque Uruguay no tiene "espiritu sancionatorio".

Durante los días previos a la interpelación, el Partido Comunista había marcado sus diferencias con el canciller pero en sala el representante del sector, Gerardo Núñez, no hizo referencia a la postura del gobierno sino que criticó a la oposición a la que calificó de mentirosa. "La derecha tenía varios objetivos y se va derrotada. Quería aislar a Venezuela, querían carta democrática, querían endurecer la postura de uruguay y se van derrotados", dijo. El más duro con la posición del gobierno fue el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, que lo acusó de ponerse del "lado del imperialismo".

Mensaje confuso

Durante la interpelación, el canciller contó que recibió un mensaje del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Julio Borges, en el que le trasladaba la expectativa en la mediación de la que va a participar Uruguay (ver nota aparte). Sin embargo, el diputado blanco Jaime Trobo se comunicó con Borges y reprodujo en sala un audio en el que el presidente de la Asamblea Nacional desmentía apoyar el diálogo convocado por Maduro. "El esfuerzo que estamos haciendo nosotros es que se pueda constituir un grupo de gobiernos amigos de Venezuela, donde gobiernos y cancilleres nos ayuden, no a dialogar que no ha traído sus frutos, sino a presionar por una agenda democrática", decía el audio de Borges.

Ante esa situación, Nin respondió releyendo el mensaje recibido y aclaró que era de Eduardo González, jefe de la delegación de Venezuela en el Parlasur, donde transmitía palabras de Borges. El ministro señaló que esto demostraba la descoordinación de la oposición venezolana.


Populares de la sección