El FA sube la apuesta y ahora no hay fecha para votar las venias

En principio se pensó tratar las designaciones a comienzos de abril
El Frente Amplio (FA) redobló la apuesta sobre su posición de no votar por ahora venias para organismos donde están propuestos representantes de otros partidos, hasta que no cambie el relacionamiento, que según afirman, es agresivo de parte de la oposición.

Tan firme es esa postura que el senador Ernesto Agazzi informó ayer a El Observador que ahora "no hay fecha" para votar a los nuevos directores de ANCAP y el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente. Para el primero, la oposición propone a Diego Labat –que ya venía desempeñándose en ese cargo– y para el segundo, a Alvaro Viviano. Ambos responden al Partido Nacional.

La posición de la bancada oficialista –que no oculta su malestar por el tipo de relación que desarrolla la oposición– la transmitió ayer el senador del MPP a la Mesa Política del FA, donde informó de la tensión que se vive en el Senado. Allí el Partido Nacional, Colorado e Independiente fustigaron al oficialismo, incluso en el tema de las venias donde hay un acuerdo de votarlas sin poner reparos.

El integrante de la Mesa Política, Jorge Meroni (MPP), informó ayer a El Observador que las venias quedaron en suspenso.

También dijo que en la Mesa Política no hubo voces discordantes luego de escuchar la exposición de Agazzi para quien se entró en "un compas de espera" con los demás partidos.

Desde el Partido Nacional, el senador Jorge Saravia dijo el jueves a El Observador que la información que ellos manejan es que las venias se votarán en la sesión del 4 de abril.

El relacionamiento se tensó cuando la oposición criticó que Marta Jara sea la nueva presidenta de ANCAP y luego hubo reparos jurídicos –no informados en comisión de Asuntos Administrativos y planteados por Pedro Bordaberry en el Plenario– a la designación de Ignacio Berti para la petrolera estatal.

Bordaberry planteó la incompatibilidad de que Berti sea designado en ANCAP cuando actualmente es el presidente de Pluna Ente Autónomo.

La relación política ya venía resquebrajada con las denuncias planteadas contra la gestión del gobierno en la comisión investigadora de ANCAP cuando los dardos apuntaron al hoy vicepresidente Raúl Sendic, uno de los hombres con proyección presidencial de la izquierda.

Lo ocurrido en ANCAP –que debió ser capitalizada en US$ 622 millones– derivó en diferencias internas y hasta hubo un intercambio de cartas públicas entre el expresidente José Mujica y el actual ministro de Economía Danilo Astori. Ambos sostienen diferentes interpretaciones sobre cómo se generó el déficit de ANCAP que en cuatro años superó los US$ 600 millones, a los que habrá que agregar las pérdidas del año 2015 que pueden llegar a US$ 200 millones de acuerdo a cálculos de Labat.

En el gobierno de Tabaré Vázquez también observan con preocupación el vínculo político con la oposición.

De hecho fuentes oficiales dijeron a El Observador que lo que ocurre en el Senado desentona con lo que se quiere impulsar desde la Torre Ejecutiva.

Vázquez mantuvo en estos meses dos reuniones con los expresidentes –Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle, Jorge Batlle y José Mujica– para acordar una posición común respecto a temas petroleros.

En el mismo sentido, el canciller Rodolfo Nin Novoa organizó reuniones con representantes de los partidos de oposición buscando establecer políticas de Estado para cuestiones puntuales.

Ahora Vázquez se reunió el jueves 10 con cinco senadores del FA –a pedido de estos– para analizar el vínculo con la oposición, según informó el semanario Búsqueda. En ese encuentro, según el artículo, el presidente evaluó retirar, si se lo plantean, a los representantes de la oposición.

Al otro día, viernes 11, El Observador reportó que Vázquez recibió en la residencia de Suárez y Reyes a los nuevos jerarcas de ANCAP –Marta Jara, Juan Carlos Herrera y Laura Saldanha– para darles su respaldo y el lineamiento de trabajar "con máxima disciplina" y con un gerenciamiento "técnico". De ese encuentro también participó Ignacio Berti cuya venia está en discusión.

Fuentes del gobierno aseguraron que el movimiento de Vázquez apunta más a "ordenar" la discusión y concentrarse en la gestión, que en un interés real de dejar sin voz a la oposición.

Parlamentarios del FA comentaron a El Observador que en esa reunión, de más de una hora de duración, el presidente dijo que aspira a que quien ocupe cargos en la administración pública por la oposición que controle la gestión, pero también que asuma compromisos.

Señales.

En estos días, hubo algunos cambios que el Frente interpretó en forma positiva, aunque otros movimientos fueron en sentido contrario a mejorar el vínculo.

Esta semana, el Senado votó venias para jueces del Poder Judicial que tuvieron el apoyo de todos y no estaban en el acuerdo político.

También se interpretó como una señal a favor de mejorar el relacionamiento el hecho de que el Partido Nacional desistiera en Diputados de hacer un nuevo planteo político por la última resolución del Plenario del Frente. En el Senado, ese tema lo planteó Bordaberry y fue una de las sesiones para duras.

Los colorados, dijo el senador José Amorín a El Observador "se respondió a una agresión" del Plenario del FA que cuestionó a medios de prensa y a la oposición de desestabilizar la institucionalidad.

En ese marco, el senador Agazzi fue esta semana al acto que el Partido Nacional hizo en el Salón de los Pasos Perdidos del PalacióLegislativo para recordar a Wilson Ferreira Aldunate. Varios dirigentes blancos se acercaron para saludarlo y agradecerle su presencia.

Pero no todas son rosas, también hubo otros hechos políticos que según fuentes del oficialismo siguen minando la relación. Por un lado, estuvo la votación de algunos diputados blancos que se opusieron al proyecto que permitió ingresar a fincas y predios abandonados a realizar fumigaciones contra mosquitos.

Por otro lado, en el Senado, los blancos rechazaron votar una nota del MPP respecto a la detención a comienzos de mes, del expresidente de Brasil, Inacio Lula Da Silva.

Lo que se vota en esos casos, no es estar a favor del contenido, sino remitir el escrito a los organismos que solicita quien lo presenta.

Agazzi dijo a El Observador que en este tiempo se buscará "recuperar la dignidad del Parlamento".

Otras designaciones

Además de las venias que restan aprobar para ANCAP y el Instituto Nacional de Inclusión Adolescente, el Senado deberá votar a directores para la Administración de los Servicios de Salud del Estado.

Para más adelante, en la negociación con la oposición, quedará la integración de la Corte Electoral y el Tribunal de Cuentas.

Populares de la sección