El femicidio y matar frente a un menor van rumbo a ser agravante

Por unanimidad la Cámara Alta aprobó el proyecto, que pasó a Diputados
Algo habrá hecho"; "quién la manda a usar esa ropa provocativa"; "cuando dice 'no' es para hacerse la difícil". Esas expresiones utilizadas comúnmente por hombres, fueron tomadas ayer por la senadora Daisy Tourné (Partido Socialista) para marcar la necesidad de generar un cambio en la cultura patriarcal, que, en su opinión, domina en la sociedad uruguaya.

La legisladora trató de resumir –mientras iba leyendo los nombres de las siete mujeres asesinadas este año por sus parejas– la realidad de Uruguay y la necesidad de votar una ley de femicidio que el Senado aprobó ayer por unanimidad y pasó a Diputados.

En líneas generales, el proyecto considera como agravante cuando se asesine a una mujer por una condición de género y también se estipula como agravante cualquier homicidio cometido en presencia de un menor de edad.

Los parlamentarios llegaron a la instancia de ayer luego de una presión social de las defensoras de derechos de las mujeres que el 8 de marzo realizaron una marcha por la avenida 18 de julio donde, según estimaciones, unas 300 mil personas marcaron su rechazo a la violencia de género.

. Ayer en la Cámara Alta las barras fueron ocupadas por mujeres, algunas vistiendo de negro, que aplaudieron con fuerza cuando los 31 senadores levantaron la mano para dar la primera aprobación al proyecto.

Las mujeres se habían convocado a través de las redes sociales y con ellas estaba la senadora Constanza Moreira (Casa Grande-FA).

Acuerdo

¿Esto alcanza?, se preguntaron varios senadores y la respuesta reiterada fue: no. De todas formas, "el Parlamento está mandando un mensaje contundente a los hombres violentos", dijo el senador Rafael Michelini (Frente Liber Seregni).

Para su colega Daniela Paysée "se dio un paso importante" y Tourné acotó que "se le pone nombre a estos homicidios que son por odio hacia las mujeres".

Marcos Carámbula (Lista 1001) dijo que en está "guerra invisible" 12 mujeres por día mueren asesinadas en América Latina por el hecho de ser mujeres. "No podemos seguir siendo testigos de esta violencia", acotó Beatriz Argimón (Partido Nacional).

Desde filas coloradas, Cecilia Eguiluz recordó que hasta ahora "se fracasó" en el intento de encontrar soluciones que la "sociedad reclama a gritos.

El Senado responde hoy al poner un basta", afirmó la senadora de Vamos Uruguay.

El senador Jorge Larrañaga (Partido Nacional) votó convencido de que el proyecto establece "una discriminación positiva que busca un cambio cultural. No es un tema de las mujeres contra los hombres", acotó el líder blanco.

El debate político también incluyó una crítica del senador Luis Alberto Heber (Partido Nacional) al Frente Amplio que ahora acepta aumentar penas en estos casos cuando anteriormente se opuso, por ejemplo, a hacer lo mismo en el tema de los menores infractores.

Paysée le respondió que el oficialismo no tiene un doble discurso y sostuvo que más que agravar penas, se está estableciendo una tipificación nueva.

El proyecto habilitará a enviar a prisión a una persona hasta por 30 años en caso de que mate a una mujer por razones de género.

En los cambios propuestos a los artíulos 311 y 312 del Código Penal, también se considera agravante cuando se mate como un acto de discriminación por la orientación sexual, identidad de género, raza u origen étnico, religión o discapacidad. Pero el punto principal es el que considera agravante al femicido, es decir cuando la víctima sea una mujer asesinada "por motivos de odio, desprecio o menosprecio, por su condición de tal".

Proyecto integral

Senadores del Frente Amplio anunciaron ayer su compromsio de aprobar el proyecto de ley contra violencia de género que está hoy en la comisión de Población.

El texto tiene 103 artículos y en la comisión ya se aprobaron 40.


Populares de la sección

Acerca del autor