El Frente Amplio intenta convencer a los diputados "rebeldes" antes de aplicar disciplina partidaria

Los legisladores no quieren votar el artículo 6 de la Rendición de Cuentas
El poder Ejecutivo y el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio harán hoy uno de sus últimos intentos para convencer a los diputados rebeldes de la Liga Federal, el Partido Comunista y el Partido Por la Victoria del Pueblo de que voten el polémico artículo 6 de la Rendición de Cuentas, que implica recorte de gastos en el área de la educación. Aunque se consiguieron algunos recursos para ese sector en relación al texto original que envió el Poder Ejecutivo al Parlamento, los cuatro legisladores se mantuvieron firmes en su postura en un encuentro que mantuvieron ayer con una delegación del FA integrada por Constanza Moreira (Casa Grande), Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) y Julio Bango (Partido Socialista).

Rubio dijo que los parlamentarios fueron "exortados" a que cumplieran el acuerdo alcanzado entre el resto de la bancada y el Poder Ejecutivo y que, si continúan en esa postura, se les aplicará la disciplina partidaria. No obstante estas advertencias, ni Darío Pérez y Sergio Mier (Liga Federal), ni Gerardo Núñez (Partido Comunista), ni Carlos Coitiño (PVP) dijeron estar dispuestos a bajar sus pretensiones. Esperan que en el encuentro de hoy les den seguridades –antes de votar el artículo– de que cuando el tema sea tratado en el Senado se le asegure a la educación un porcentaje mayor de los recursos acordados.

Ayer a última hora la Cámara de Diputados aprobaba en general la Rendición de Cuentas y hoy empezaba a votar el articulado que contiene el discutido recorte educativo. Los legisladores rebeldes presentaron ayer en la bancada del FA un aditivo para que esa medidad quede sin efecto.

El ajuste.


La nueva realidad económica del país llevó al Ministerio de Economía a diseñar un ajuste fiscal (oficialmente se le llama consolidación fiscal), que aprobó todo el Poder Ejecutivo para ajustar las cuentas del país.

El proyecto del gobierno aplazaba gastos en educación por un total de $ 1.500 millones pero la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja aprobó el sábado un aumento de recursos de $ 871 millones para la ANEP y la Universidad de la República.

Ese dinero surgió de una reasignación de $ 540 millones (se reasignaron desde otras áreas del Estado), y del uso de $ 110 millones del fondo de capacitación laboral del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) que se nutre con recursos que aportan mensualmente los trabajadores y los empresarios.

La bancada votó un sustitutivo del artículo 6 que exceptúa a la ANEP y a la Udelar de los recortes previstos y por otro lado se autoriza a la ANEP a utilizar un monto de hasta $ 111 millones en 2017 cuya fuente de financiación es la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).
Además la Agencia Nacional para el Desarrollo Económico otorgará $ 110 millones para la Universidad de la República y la Universidad Tecnológica.. Los cambios votados fueron aplaudidos por el rector de la Universidad pública Roberto Markarian, pero siguen sin convencer a los legisladores disidentes quienes advierten que el recorte continúa existiendo y las partidas obtenidas son insuficientes.

Ayer por la mañana los diputados disidentes reafirmaron su postura ante el resto de la bancada oficialista y luego hicieron lo propio ante el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio.
A medida que se acerca la hora de votar el artículo –el plazo vence el jueves 4 a las 12 de la noche–, buena parte de la dirigencia de la izquierda observa con preocupación cómo la izquierda se encamina a una división interna.

Otros, como el diputado José Querejeta (Lista 711), le restan dramatismo. "Esto no es el fin del mundo ni mucho menos. Mil quinientos millones de pesos no son la revolución; si lo fueran, ya hubiéramos hecho la revolución varias veces", dijo en una reciente reunión de bancada.

Ayer tras reunirse con los diputados del FA, la senadora Moreira sostuvo que la negociación no es sencilla porque nadie tiene "mano de yeso". En tanto, Rubio dijo que, hasta último momento, la posibilidad de un acuerdo en el Frente Amplio está al alcance de la mano. "Estamos en una etapa de negociación. Después, en todo caso, se aplicará el reglamento", dijo en referencia a la declaración del tema como "asunto político".

Populares de la sección