El Frente Amplio pasó al ataque tras el planteo de elecciones anticipadas

La izquierda sacó a la seguridad del centro de la discusión
La discusión política viró en pocas horas. El Frente Amplio, que venía golpeado por cuestionamientos a su política de seguridad, detectó que podía pasar al ataque y lo aprovechó. El eje de la discusión cambió y fue hacia el planteo opositor de forzar que haya elecciones anticipadas, algo que el oficialismo calificó de oportunismo. La propuesta de blancos y colorados fue formulada pese a no tienen los votos para concretar la censura a un secretario de Estado.

El Frente Amplio respondió con un mensaje conjunto de la Presidencia de la coalición y de la bancada de senadores y diputados en el que se advirtió sobre las "manifestaciones de inestabilidad expresadas en los últimos días" y reafirmó su "apego irrenunciable al sistema democrático y a las instituciones que lo representan".

En el mensaje leído por el presidente del FA, Javier Miranda, quien no aceptó preguntas de los periodistas, la coalición realizó un "llamado a la reflexión serena y razonada, de forma de aportar, con sentido constructivo, al sistema democrático".

Tras expresar su solidaridad con las víctimas de los hechos de violencia y de informar que hay leyes a estudio del Parlamento para combatir el delito, el Frente Amplio exhortó a todos los partidos políticos a "realizar aportes que contribuyan a la conformación de un clima de serenidad que viabilice las respuestas que toda la ciudadanía espera, en el marco de la institucionalidad democrática y republicana, sin apelar a atajos que generan inestabilidad".

El comienzo

Larrañaga (Partido Nacional) planteó el martes activar el mecanismo para remover al ministro del Interior a través de los artículos 147 y 148 de la Constitución. "Ello implica llegar hasta las consecuencias que se quieran", afirmó en la sesión donde se votó la interpelación a Bonomi.
El Frente Amplio, tal como actuó hasta ahora desde que es gobierno, cerrará filas para apoyar al secretario de Estado, lo que en los hechos, implica que con sus votos evitará la caída de Bonomi.
Bordaberry (Partido Colorado) volvió ayer sobre el tema y dijo que respalda el planteo de Larrañaga que en última instancia permite disolver las cámaras e ir a las elecciones parlamentarias. La oposición no tiene los votos para activar ese mecanismo constitucional –el Frente es mayoría en ambas cámaras– por lo que el planteó quedará sólo en un mensaje político.

Desde Bella Unión, el senador Luis Lacalle Pou, opinó que en materia de seguridad "no da para más" y pidió "reprimir" para enfrentar a la delincuencia.

Críticas

Las declaraciones de Bordaberry al programa Desayunos Informales de Canal 12, originaron una andanada de críticas, fundamentalmente desde el Frente Amplio y también del diputado colorado Fernando Amado.
"Si no son suficientes las explicaciones de Bonomi queremos poner en mecanismo los artículos 147 y 148 (de censura)", afirmó Bordaberry.

Cuando se le indicó que no habrá votos suficientes para lograr ese objetivo, Bordaberry señaló que "lo lindo que tiene esto es que todos ponemos nuestros cargos a disposición de la ciudadanía".
"Vamos a pedir que si sigue Bonomi se llame a elecciones y vamos a ver si el Frente Amplio lo acompaña, porque, ¿qué pasa? ¿tiene miedo de escuchar la voz de la gente? ¿Se abrazan a sus cargos y sus bancas en el Parlamento?", preguntó.

Bordaberry dijo ayer a El Observador que el Frente con sus críticas "desvía el centro de atención porque alguien quiere aplicar la Constitución". Recordó que la izquierda también intentó el camino de la censura en gobiernos colorados y ahora lo rechaza.

El senador Marcos Otheguy (Lista 711) dijo a El Observador que se está ante "una escalada" de la oposición que está "ansiosa de que las elecciones sean mañana". "La oposición debe entender que las elecciones son en 2019 y la población eligió un elenco de gobierno para llevar adelante un programa que se está aplicando". Oteghuy dijo que "es una falacia" hacer creer que cambiando a un ministro se arregla "un problema complejo como es el de la seguridad". El senador frenteamplista entiende que la blancos y colorados están haciendo "un uso oportunista" de una situación desgraciada.

La senadora Ivonne Passada (MPP) dijo ayer a El Observador que Bordaberry genera "alarma pública al hacer un planteo político sabiendo que no tiene los votos para que prospere".
La interpelación a Bonomi aún no tiene fecha y todo hace prever que el debate será intenso.


Intentos fallidos


Todos los pedidos de censura desde el retorno de la democracia, fracasaron, recordó el analista político Daniel Chasquetti. Entre 1985 y 2015 hubo en el Parlamento 9 mociones de ese tipo. La primera fue en 1988 al entonces ministro de Economía, Ricardo Zerbino durante el primer gobierno de Julio María Sanguinetti. En 1994, gobierno de Luis Alberto Lacalle, se promovió la censura a Angel Gianola ministro del Interior. En el segundo gobierno de Sanguinetti se intentó, en 1996, la remoción de Alfredo Solari, ministro de Salud. En el gobierno de Jorge Batlle, se buscó censurar a dos ministros, Alberto Bensión (Economía) en 2001 y Yamandú Fau (Defensa) en 2003. En el gobierno de Mujica, se activo el mecanismo en 2011, contra el ministro de salud, Jorge Venegas, y el del Interior, Eduardo Bonomi.



Populares de la sección

Acerca del autor