El futuro de Astori, un enigma signado por los vaivenes económicos

Politólogos analizaron el desgaste de su imagen luego de 12 años de exposición
La economía pasó por momentos complicados en el inicio del segundo gobierno de Tabaré Vázquez, pero comienza a mostrar signos de recuperación. Sin embargo, la imagen del ministro de Economía, Danilo Astori, no se recupera y está en su peor momento.

Una encuesta de la consultora Equipos asegura que el pesimismo de los uruguayos respecto a la economía está en niveles similares a los años previos a la crisis del 2002 y el politólogo Ignacio Zuasnábar afirmó que la imagen de Astori está en los peores registros de su trayectoria política.
En tanto, la consultora Factum trabaja en una encuesta de evaluación de los gobernantes y su director Eduardo Bottinelli adelantó a El Observador que la imagen de Astori mostró una importante caída. A pesar de 14 años ininterrumpidos de crecimiento económico, la popularidad del líder de la economía del país cae en picada.

Desde que el Frente Amplio asumió el gobierno, Astori siempre se desempeñó en roles protagónicos. En la primera administración de Vázquez, Astori fue ministro, luego fue vicepresidente de José Mujica y ahora nuevamente se desempeña al frente de la cartera de Economía.

Y para el sociólogo y consultor en comunicación política Federico Irazábal ese es el principal motivo del desgate que sufre la imagen del jerarca. "Tanto vicepresidente como ministro son dos posiciones donde realmente se ve un desgaste que afecta su imagen. Sobre todo ahora donde la percepción de la economía es otra", dijo Irazábal a El Observador.

El ajuste fiscal anunciado por Astori a mediados de 2016 y que se aplicó a partir del 1º de enero de este año, es otro aspecto que afecta al ministro. "Algunos frenteamplistas y los que ya eran reacios a su figura no se vieron complacidos con algunas medidas que se han tomado", explicó.
Bottinelli fue en la misma dirección. "La imagen de Astori ha sido golpeada a lo largo de este período de gobierno", dijo, y mencionó el ajuste fiscal, la suba de la inflación y las cifras de desempleo en los primeros años de gobierno, entre otras razones.

Las datos económicos positivos anunciados en los últimos meses, como el mayor crecimiento de la economía o el inminente acuerdo por la tercera planta de celulosa, no tienen un efecto inmediato sobre el bolsillo de la gente y no repercuten de manera positiva en la imagen de Astori, según ambos analistas.

La polarización dentro del oficialismo, dijo Irazábal, es otro de los temas que perjudica al exvicepresidente. Al llevar la voz de un sector del Frente Amplio en temas como la situación de Venezuela y enfrentarse al MPP liderado por Mujica genera un "desencanto" en votantes del FA.
De todas formas, esta caída de la imagen del líder de Asamblea Uruguay no generaría una pérdida de votos, según Irazábal. Entiende que los principales beneficiados de este desgaste serán otras figuras dentro del oficialismo. El sociólogo también mencionó a Daniel Martínez y Constanza Moreira. "El Frente tiene otras opciones en el mismo escalón que Asamblea Uruguay como para poder subsanar esos problemas", aseguró.

En tanto, Bottinelli aventuró que "eventualmente" un sector de los votantes de Asamblea Uruguay podrían ir al Partido Independiente. "Son supuestos que hay que ir contrastando. Por más que la imagen de Astori esté mal, lo que hay que ver es si los votantes de Astori son los que tienen la mala imagen", dijo.

La no definición del jerarca respecto a su candidatura es otro factor que le juega en contra, según el director de Factum. Si el ministro definiera ser candidato, recibiría "una defensa" más importante de algunos sectores de su propio partido. "Lo que hace es que los frenteamplistas no lo apoyen tan fuertemente como lo harían si fuera visualizado como potencial candidato", explicó. l

Populares de la sección