El genio detrás de la obra del momento

Lin-Manuel Miranda es el creador y protagonista de Hamilton, el musical que se transformó en un fenómeno cultural en Estados Unidos coronado con un premio Pullitzer
La prensa lo tilda de genio y no exagera con el término. A sus 36 años, Lin-Manuel Miranda creó y protagoniza el musical Hamilton, basado en la historia del primer secretario del Tesoro de Estados Unidos. A pesar de que el tópico histórico parezca en primera instancia muy poco atractivo, Miranda se manejó para que lo fuera: se trata de un musical hip hop, donde Hamilton se enfrenta en batallas de rap, los sucesos reales son narrados en rimas y su elenco busca ser lo más diverso posible.

Con rapidez, su obra pasó de tener una innegable popularidad a transformarse en un verdadero fenómeno acompañado por la crítica y –abrumadoramente– por el público. Entre sus fervientes fanáticos se encuentran Barack y Michelle Obama, que invitaron a parte del elenco a la Casa Blanca para interpretar algunos de sus temas.

Hamilton cast performs "Alexander Hamilton" at White House

Esta semana la obra se transformó en el noveno musical en la historia en ser galardonado con el premio Pulitzer. Este tal vez sea uno de los premios más importantes que recibió Miranda en este último año, pero no fue el primero.

Recibió el certificado oficial de "genio" al recibir el MacArthur "Genius" Award, una beca que apoya a personas creativas e instituciones y celebra sus logros. Este año consiguió un Grammy por su disco oficial y logró el álbum más popular en 50 años de teatro musical. Incluso topeó el ranking de Billboard del género rap.

Para los próximos premios Tony promete ser la gran favorita. Se verá una vez que se anuncien los nominados el 3 de mayo. Pero ¿qué tiene un musical basado en la vida de uno de los padres fundadores de Estados Unidos que ha causado tanto furor?

La cara del billete de US$ 10

Antes de la obra, Alexander Hamilton era solo el rostro que aparece en el billete de US$ 10. Ahora es un ícono de Broadway y su historia de vida una narración conocida, sintetizada en canciones pegadizas.
Miranda, que ya había cultivado su nombre en la escena teatral gracias a su exitoso musical In the Heights (2007), se inspiró leyendo la biografía del autor Ron Chernow. Las diferentes dificultades por las que el propio Hamilton debió pasar para salir de isla Nieves (Antillas), donde nació, para alcanzar logros como fundar el primer banco de Estados Unidos, le recordaron, según contó a la revista Rolling Stone, a las mismas situaciones que sobrevivieron artistas de rap como Jay Z o Lil Wayne pero también a su propio padre, un inmigrante puertorriqueño.

Hamilton no solo es considerada una obra maestra gracias a la inteligente escritura, las rimas diestras y la fusión impensada de grandes referentes del teatro musical con raperos y cantantes populares de R&B. El revisionismo histórico y el uso de personajes reales valiéndose de actores afromamericanos, latinos y birraciales es una de las razones más por las que resultó resonante a todo tipo de público –incluso el que considera a los musicales mala palabra–, y a la crítica.

Luego de su estreno en febrero de 2015 fuera del circuito de la famosa avenida (en el famoso off Broadway), la obra se mudó al Richard Rodgers Theatre tras cinco meses en cartel y desde setiembre del año pasado tiene todas sus entradas agotadas, ahora sí, en la famosa avenida neoyorquina. Las funciones que actualmente están a la venta (hasta enero), solo ofrecen tiques en reventa, cuyos precios pueden superar los US$ 3.600. Una larga lista de estrellas han pasado por su audiencia, desde Beyoncé a Kanye West, sumados a políticos como Bill Clinton y actores como Tom Hanks y Julia Roberts.

Según la práctica común del teatro neoyorquino, la obra realiza para todas sus funciones sorteos de entradas a solo US$ 10 que en ocasiones se acompañan del #Ham4Ham, pequeñas presentaciones donde el elenco interpreta canciones de la obra. Dada la creciente popularidad –los fanáticos atestaban la calle causando un grave problema de tránsito– el sorteo pasó a ser digital, así como también algunos #Ham4Ham.

La semana pasada se lanzó el libro Hamilton: The Revolution, que cuenta la realización del musical. Se agotó en el día. Ahora, en su tercera impresión, las copias llegarán a las 210 mil.

Para los jueces del Pulitzer, Hamilton es un "mojón en el musical americano". Para Vogue, 2015 fue el año de la "obsesión por Hamilton". Tanto fue así que la Tesorería, a instancia de Miranda, desestimó la idea de cambiar el diseño del billete de US$ 10 y retirar a Hamilton. Después de todo, ahora sí que es famoso.

Populares de la sección

Acerca del autor