El gobierno descarta dar nuevos canales de TV digital a privados

El apagón analógico quedó en el freezer hasta nuevo aviso

El Poder Ejecutivo descarta en el corto y mediano plazo otorgar nuevos canales digitales a privados, a pesar de haber quedado vacantes los que recibieron la empresa VTV y el consorcio Giro. Fuentes del Ministerio de Industria, Energía y Minería, confirmaron a El Observador esa decisión del gobierno, que días atrás firmó la rescisión anticipada del contrato con Giro, conformado por las cooperativas La Diaria y Demos.

Ninguno de los privados comenzó a emitir en los plazos establecidos por la reglamentación oficial y, vencidos los plazos con dos prórrogas, desistieron de usar los canales disponibles para emitir por aire en la zona metropolitana.

La administración de José Mujica (2010-2015) resolvió por decreto en octubre de 2013 dar canales a las tres empresas que usan las ondas públicas desde hace décadas (4, 10 y 12) y agregar dos privados más, en un proceso con muchas idas y vueltas que estuvo marcado por la desprolijidad y la improvisación. Sea como fuere, ninguno hizo uso de ese beneficio, fundamentalmente porque las condiciones tecnológicas no se adaptaron a la nueva realidad.

El gobierno había anunciado que impulsaría un cambio en la tecnología de los televisores de los hogares uruguayos, de manera que en todas las casas se puediera sintonizar televisión digital. Esta decisión, sin embargo, nunca tuvo el impulso necesario y, para los nuevos canales, era imposible competir sin el 100% del mercado.

Para ver televisión digital, un televisor debe tener incorporado un sintonizador adecuado, o bien tener instalado uno externo. En principio todos los televisores sirven para ver esos canales de aire, aunque deben tener ese aparato y una antena para poder recibirlos de forma adecuada.

El proceso que iba a liderar el gobierno se conoce como apagón analógico y encendido digital, momento en el cual los televisores sin posibilidad de recibir las nuevas señales dejarían de servir, para dar lugar a la nueva tecnología.

El gobierno decidió mantener en el freezer ese proceso que, según se había fijado, debía activarse el 21 de noviembre de 2015.

Los que compitieron por los canales privados de aire en el llamado de 2012 fueron, además de Giro y VTV, la empresa PopTV (un proyecto de la productora OZ Media), propietarios de la radio Océano FM, el empresario periodístico Federico Fasano, y socios del diario El País. De todos ellos, el único que siguió adelante con su proyecto fue PopTV, que emite actualmente sus contenidos por Internet (en Vera de ANTEL) y en señales de cable del interior.

El director de OZ Media, Pablo Arriola, dijo días atrás a El Observador que, "dados los hechos", le gustaría que el gobierno le asignara el canal descartado por Giro. Para empezar a emitir, dijo el empresario, simplemente se debería enviar la señal desde ANTEL a una antena que envíe su contenido a los receptores en hogares. Pero, a juzgar por la decisión del gobierno, eso no sucederá.

De forma paralela, PopTV lleva adelante una demanda civil por la resolución anulada por el gobierno anterior, de la cual esperan novedades entre marzo y mayo de este año. Antes de dárselo a Giro, el gobierno había elegido a PopTV, pero luego de presiones políticas el canal terminó en manos del consorcio liderado por La Diaria.


Populares de la sección