El gobierno sin dinero para atender los daños en cultivos

Aguerre prometió brindar capacidad operativa para apoyar la cosecha

El gobierno no está en condiciones de atender con dinero las pérdidas en cultivos extensivos afectados por las lluvias. Eso obedece a la escala de la actividad. En la soja por ejemplo, es inviable aplicar un fondo de emergencia considerando que es una producción de más de US$ 1.000 millones, declaró el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, quien añadió que sí se trata de poner la máxima capacidad operativa para apoyar la mayor cosecha posible de granos.

El MGAP está trabajando para evaluar la situación en el sector productivo, donde por las intensas lluvias e inundaciones no se han efectuado las cosechas en su mayor parte, principalmente en los cultivos de arroz y soja.

Mientras tanto, en el este se espera que el mayor efecto de las crecientes se produzca a partir de la presente jornada.

El MGAP maneja con mucha preocupación que no se interrumpa el flujo de comercialización, dijo el ministro Aguerre a la prensa luego de participar de un acto en el Centro Regional Sur de la Facultad de Agronomía, ubicado en Progreso, Canelones.

Explicó que además de la emergencia social provocada por el tornado se ha producido una emergencia productiva, con un cultivo de soja que resta cosechar todavía en un 95%. Hace 16 días que no se cosecha y habrá problemas de calidad. "Todavía no se cuenta con una evaluación, porque aún no se dispone de los reportes de los productores afectados", indicó.

Más allá de los efectos devastadores del tornado de Dolores que prácticamente "hizo desaparecer –la estructura física– a la cooperativa Cadol", vinculado a la actividad rural mencionó los destrozos en caminería rural, alcantarillas, puentes rotos y cultivos afectados. Todavía se trabaja para poder evaluar, dijo Aguerre.

Todavía se trabaja para poder evaluar daños productivos, dijo Aguerre.

En el arroz hay un atraso de 17 días en la cosecha y en la soja prácticamente no ha comenzado esta actividad. En la lechería hay un problema de piso y deterioro de pasturas, por ello habrá problemas sanitarios en ubres y patas que terminará resintiendo los volúmenes de producción.

En la granja el MGAP solicitó un reporte urgente a la directora de la Dirección General de la Granja, Zulma Gabard, sobre la oferta proyectada de productos hortícolas antes y después de este evento climático, dijo Aguerre.

En el rubro arrocero la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) informó que en la zona norte se ha cosechado un 65% del área habiendo rendimientos menores a los esperados. En la zona centro se ha cosechado un 40% también con menores rendimientos y en el este se ha recolectado un 35%.

En esta última zona existen áreas que están bajo agua, lo que se agrava porque continúa avanzando la creciente, lo que afectará rendimiento y calidad. Treinta y Tres y Rocha, principalmente, están muy afectados por el desborde de los ríos Olimar y Cebollatí.

Más vacunos en los caminos

En la ganadería se agrava la situación por el avance de las crecientes en los campos y cada vez se sacan más ganados a los caminos. Por ejemplo, 3.000 vacunos se encuentran sobre la ruta 15, entre Lascano y Cebollatí. Se suman a 2.000 vacunos frente a la Rural de Lascano. Los animales están cuidados por troperos y también colabora la policía pidiendo a los automovilistas las máximas precauciones por esa situación


Acerca del autor