El gran salto de un joven bailarín

El brasileño Gustavo Carvalho, la figura más joven del Ballet Nacional del Sodre, está nominado al premio internacional Benois de la Danse
Estar nominado a un premio internacional, a los 21 años, junto a estrellas de las primeras compañías del mundo parece un sueño. Bailar en el Bolshoi para uno de los jurados más selectos de la danza mundial y compartir escenario con bailarines que solía mirar en videos para aprender, también. Pero lejos de ser una fantasía, todo esto forma parte del futuro próximo de Gustavo Carvalho, nominado al premio Benois de la Danse. Es la primera vez que miembros del elenco de la compañía oficial uruguaya compiten por este galardón.

Todas las mañanas, Carvalho se toma el 117 al auditorio con el tiempo suficiente como para llegar una hora antes del ensayo. En un país donde la puntualidad no es una costumbre generalizada, él es siempre el primero en llegar. Eso le permite calentar con tranquilidad y lograr una mayor concentración.
"Yo casi no me lastimo y creo que es por eso. Por llegar antes y siempre estar pronto gracias al calentamiento", dice el joven bailarín. "Igual, para mí, no es ningún sacrificio. Lo hago porque me encanta", agregó.

"No puedo creer que (Bocca) me haya nominado para el Benois, que es una superpremiación a la que solo grandes estrellas son nominadas" Gustavo Carvalho, Primer bailarín del Ballet Nacional del Sodre

A Sofía Sajac, codirectora del Ballet Nacional del Sodre (BNS), lo que más le sorprendió "fue ver a alguien tan joven con el profesionalismo de un bailarín grande. La gente joven no suele mostrar esa madurez y ese profesionalismo que tiene desde el vamos. Quería desafíos grandes".

Sajac califica a Carvalho como un bailarín muy sólido porque tiene facilidad para moverse en espacios chicos y grandes, además de afrontar complejidades coreográficas casi sin fallas. "Eso habla de una solvencia técnica que hace que ascienda rápidamente", agregó la codirectora. No por casualidad consiguió ascender de solista a primer bailarín de la compañía en solo un año.

El director artístico del BNS, Julio Bocca, lo conoció en la competencia Paso de Arte de Brasil, en la que Carvalho ganó una medalla de oro. El bailarín, que creció viendo los videos de Bocca, no sabía que el argentino estaba entre la audiencia. Finalmente, el director artístico del BNS lo invitó a bailar en Don Quijote en 2014, cuando el brasileño tenía 18 años.

Hacia el Bolshoi

Bocca es parte de la organización de Benois de la Danse y por eso tuvo la oportunidad de postular a Carvalho para la nominación, además de la primera bailarina uruguaya María Noel Ricetto.

"Cuando me dijo, no supe cómo reaccionar. No podía creer que me nominara para el Benois, que es una superpremiación en la que solo grandes estrellas son nominadas", dijo Carvalho.

El premio lo llevará a bailar, junto a Ricetto, en el Teatro Bolshoi de Moscú el próximo 30 de mayo. La pieza elegida para la gala es un dúo de Romeo y Julieta.

Desde que tenía 3 años, Carvalho siempre quiso bailar. Pero en su apretada agenda de actividades para llenar el tiempo en el que su madre trabajaba, no le hacía lugar a la danza. Fue en una de esas actividades, mientras tomaba lecciones de piano, cuando vio pasar a unas bailarinas por el pasillo, y, una fuerza que no sabe definir, lo llevó a seguirlas.
"Recuerdo que lo que más me sorprendió fue ver a alguien tan joven con el profesionalismo de un bailarín grande" Sofía Sajac, Codirectora del Ballet Nacional del Sodre

"Fui al escenario. Empecé a bailar ahí solo. Ya había terminado el ensayo", recuerda. "Entonces, la directora de la escuela le dijo a mi madre: tu hijo es un bailarín; tiene que bailar".

Cuando recibió la propuesta del BNS, la decisión de venir a vivir a Uruguay no fue complicada. En Brasil, las compañías oficiales están en crisis arrastradas por la debacle política y económica generalizada; además, Carvalho tenía muchas ganas de trabajar con Bocca.

"Acá lo que me encantó fue la cantidad de funciones que tenemos. La diversidad de repertorio". Eso le permite adquirir una vasta experiencia en diversos títulos, a pesar de su corta edad.

Aunque esté rascando el cielo, el joven brasileño considera que todavía tiene mucho para mejorar en técnica y madurez. "Porque así sigo trabajando y siempre queriendo más", señala.

Aunque es justamente la madurez lo que resaltan sus superiores en la compañía, el bailarín cree que hay cosas que llegan solo con la edad. "Aunque ensaye mucho, haga muchas clases, hay cosas que vienen con el tiempo. Cosas que pasas en la vida que a veces traes para el ballet", afirmó.

¿Qué es el Benois de la Danse?


Es un premio fundado por la International Dance Association, llamada ahora International Dance Union. Reconoce a los mejores bailarines, bailarinas y coreógrafos del mundo en el último año.

El Benois de la Danse se presentó por primera vez en 1992 en el Teatro Bolshoi de Moscú.
Sus objetivos son presenter un panorama de la danza a nivel mundial, reunir a los representantes de las últimas tendencias coreográficas con referentes de la academia y recaudar fondos para asistir a bailarines retirados.

El presidente del jurado es el afamado coreógrafo Yuri Grigorovich, quien además es presidente de la International Dance Union.

La gala será el 30 de mayo y participarán todos los nominados entre quienes hay primeros bailarines de la Ópera de París, el Ballet de Viena y el Bolshoi, entre otros.

Ficha

Rol favorito: Romeo de Romeo y Julieta
Obras favoritas: Manon (nunca la bailó), Bayadera, Romeo y Julieta, La Bella Durmiente.
Estilo preferido: clásico
Escucha actualmente: Tiago Iorc (cantautor brasileño)
Cuándo ver a Gustavo Carvalho en Don Quijote: 26/5; 7/6; 9/6

Populares de la sección

Acerca del autor