El hip hop según Baz Luhrmann

El director de Moulin Rouge y El gran Gatsby creó The Get Down, una serie de Netflix sobre los inicios del género

El director australiano Baz Luhrmann es conocido por sus ostentosas producciones, desde su versión del clásico de Shakespeare Romeo y Julieta hasta la vistosa Moulin Rouge y el desmesurado El gran Gatsby. Luego de tres años sin novedades, el realizador emprendió la creación de su primera serie de televisión con Netflix, para contar la historia de la salida de la música disco y génesis del hip hop a través de un grupo ficticio.

The Get Down es entonces una combinación de serie histórica y musical, donde hechos reales se entrecruzan con ficticios. La acción se ubica a fines de los años 1970, –en medio de una crisis económica– en el Bronx, barrio neoyorquino cuya juventud afro y latina dio luz al hip hop. Y, como no podía ser de otra manera, el director australiano se inspiró en la ópera y los musicales, por lo cual habrá números musicales que se meterán en la trama.

Luhrmann, que ideó esta serie en colaboración con el guionista Stephen Adly Guirgis, además enlistó a varios expertos para que su relato tenga veracidad histórica. Tal vez el más importante sea Grandmaster Flash, una de las figuras fundadoras del género y responsable de acuñar el término "the get down" para definir su estilo de sampleo.

Flash participa en la serie como productor asociado, además de aparecer en pantalla como uno de los personajes ficticios. Por su parte, el rapero Nas también participa como productor ejecutivo y como compositor de música incidental. Y Nelson George, periodista, escritor y productor audiovisual, que supo de primera mano sobre los comienzos del hip hop, también fue enlistado como productor ejecutivo.

Los papeles protagónicos fueron dados a actores desconocidos, pero pueden encontrarse algunas caras familiares, como la del actor Jimmy Smits (NYPD Blue, The West Wing, Star Wars Episodio II y III), Giancarlo Espósito (Breaking Bad) y Jaden Smith (hijo de Will Smith, protagonista del filme Después de la tierra) .

De acuerdo con el sitio Variety, The Get Down es la serie más cara realizada por Netflix, con un presupuesto aproximado de U$S 120 millones por los 12 episodios de su primera temporada. Durante la producción, los conflictos entre Luhrmann, la productora Sony Pictures Television y Netflix fueron tales que el programa adquirió el seudónimo "The Shut Down" ("el cierre").

Sin embargo, la producción siguió adelante, y la primera mitad de esos 12 capítulos ya están disponibles en Netflix el resto de los seis se estrenarán el año que viene.

Los críticos ya se han hecho escuchar. The Washington Post vincula The Get Down a Vinyl, la serie de HBO inspirada en la escena rockera de Nueva York en los 1970, y cancelada después de una temporada.

"The Get Down es más exitosa que Vinyl, transformándose en una suerte de gospel gnóstico del hip hop, tomando partes que fueron reales (o casi reales) y puliéndolas décadas más tarde con un fervor casi religioso", dijo Hank Stuever de The Washington Post. "The Get Down es sin dudas interesante de ver, pero dicho esto también hay que decir: qué desastre".

Stuever y el crítico de televisión de New York Magazine, Matt Zoller Seitz, critican la falta de ritmo de la serie, y la irregularidad de sus capítulos.

El primero de los seis ya estrenados fue dirigido por el mismo Luhrmann, mientras que el resto, según Zoller Seitz, fueron derivados a otros directores que dejaron que la trama hablara por sí misma.

"El show se siente tosco y fuera de foco hasta el final del sexto capítulo, pero hay suficiente promesa para que vuelva en 2017 para ver si The Get Down encontró su propio ritmo y se mantuvo en él", dijo el crítico. l


Populares de la sección