El hogar de ancianos en Artigas que está a punto de cerrar por la burocracia y la falta de abuelos

La comisión honoraria que administra la institución fue al consejo de ministros en Pueblo Sequeira para pedirle ayuda a las autoridades
Baltasar Brum es un pequeño pueblo de tres mil habitantes ubicado al oeste del departamento de Artigas, a mitad de camino entre su capital y la ciudad de Salto. Allí funciona hace casi dos años el hogar de ancianos Don Martín. En su mejor momento, la institución llegó a albergar a más de 10 abuelos, hoy solo tres ancianos viven en el hogar y su cierre parece inminente. Con esta realidad por delante, y aprovechando el traslado del consejo de ministros a Artigas, quienes desean que el hogar siga funcionando le fueron a pedir ayuda al presidente Tabaré Vázquez.

"Estamos atravesando un momento crítico en el que si no conseguimos abuelos para que vengan a vivir vamos a tener que cerrar y será con dolor en el alma porque es un proyecto que hacemos desde el corazón", contó a El Observador Walter Rodríguez, presidente de la comisión administrativa.

La realidad es que dentro del pueblo no se consiguen abuelos y familias que quieran o puedan pagar el hogar, y para poder traer personas de otros departamentos la opción más segura es afiliándose al Banco de Previsión Social (BPS) e incluirse dentro del subsidio Cupo Cama, un plan en la que el mismo BPS se encarga de enviar ancianos de bajos recursos -que cumplen con todos los requisitos como para poseer una vivienda pero no pueden vivir solos- a diferentes hogares en el país. Actualmente hay 40 hogares en Uruguay vinculados al Estado de esta manera.

El hogar Don Martín viene intentando gestionar este vínculo con el BPS desde hace varios meses, pero ante los problemas burocráticos que han tenido es que fueron directamente a trasladarle el problema al presidente Vázquez. "La comisión trabaja de manera voluntaria y la lentitud que lleva realizar estos trámites la ha desgastado lo suficiente como para que quieran darse por vencidos", dijo a El Observador Juan Carlos Martinicorena, alcalde de Baltazar Brum.

Por su parte, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, estuvo este lunes en Artigas con motivo del Consejo de Ministros que se celebró en el departamento y visitó el hogar. "Don Martín cumple con todas las condiciones pero, como pretende venderle servicios al Estado, debe poder cumplir todos los requisitos burocráticos que esto conlleva", explicó a El Observador. El más importante de todos es el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE) y es el que aparentemente le falta al hogar.

Es una situación que -para Murro- se "va a resolver", pero la comisión que gestiona el hogar ha tenido que poner el 31 de marzo como fecha límite para terminar todas las gestiones, de lo contrario deberán cerrar y "por culpa de la burocracia, porque el hogar es ejemplo en Artigas", sentenció Rodríguez.







Populares de la sección