El hombre ilustrado

De la estupidez a la locura de Umberto Eco, reúne artículos periodísticos que destacan por su lucidez y buen humor
Un hombre del Renacimiento. Así se podría definir a Umberto Eco. Fue profesor, filósofo, semiótico, periodista, escritor de bestsellers como El nombre de la rosa y de ensayos tan importantes como Apocalípticos e integrados. Fue genio y figura.

Pero si una virtud tuvo fue la de bajar a tierra los temas más complejos. Siempre recurría al ejemplo práctico para desarrollar su pensamiento, siempre partía de la realidad para hablar de lo intangible. Y como buen italiano, tampoco se privaba del humor o la ironía para tratar los temas más tenebrosos de la humanidad.

Todo eso se puede apreciar en los artículos de prensa reunidos en este libro póstumo titulado De la estupidez a la locura, que abarca el siglo XX y el albor del XXI. Los temas son infinitos (aunque el libro se divide en 14 capítulos) y cada uno de ellos resulta más interesante que el anterior. Los textos, breves, van directamente al hueso.

El título del libro es en sí mismo una definición de principios y de cómo Eco veía la historia moderna. Si las guerras mundiales le habían parecido siempre el fruto de la estupidez humana, el presente le parecía una locura, un sinsentido que aún a él, uno de los hombres más lúcidos, le costaba mucho analizar.

El primer capítulo, A paso de cangrejo, es una verdadera maravilla en la que Eco plantea su tesis de que el presente y el futuro son en realidad una vuelta al pasado. Para demostrarlo, se sirve de los más diversos ejemplos.

En una nota dice que los católicos de hoy son más liberales que la sociedad atea de siempre, que se vuelve más conservadora cada día que pasa. En otra, recurre a la informática para sostener su idea y explica cómo los usuarios realizan un downgrade constante para escapar de Windows Vista y seguir usando Windows XP.

También traza una gran semblanza histórica para establecer que el actual estado policial de muchos países europeos supone una regresión a la época de la segunda guerra mundial, con los militares en las calles y el pánico metido en cada hogar.

Igual de bueno es el capítulo titulado Ser vistos, donde destroza a Facebook y Twitter con argumentos contundentes y señala la pérdida del pudor como el peor mal de la modernidad. Para Eco, todo se resume en la necesidad del sujeto de ser reconocido por sus semejantes. No importa si para ello tiene que degradarse.

También destaca Sobre los complots, donde desarma varias teorías de la conspiración, de Pearl Harbor a la caída de las torres gemelas, del sionismo a la masonería, pasando por la conquista de la Luna, tantas veces puesta en tela de juicio.

De lo más divertido del libro es Sobre los teléfonos móviles, donde Eco hace gala de fina ironía para ejemplifica hasta qué punto ese aparato está cambiando a la humanidad. Cuenta, entre otros, el caso de un traficante que salvó su vida de milagro después de que le hicieran tragar un celular y lo compara con la tradición mafiosa de asesinar a alguien y dejar en su boca una piedra, para señalar que el castigo era por haber hablado de más.

Además de dedicarle un capítulo especial, La Cuarta Roma, en todas partes hay una referencia a Italia, a sus idas y venidas ideológicas, a sus personajes históricos (Garibaldi, Mussolini, Aldo Moro, Berlusconi) y a su idiosincrasia.

Con una prosa borgiana, extremadamente lúcida y precisa, Eco analiza al mundo y a sus ciudadanos con una lupa que lo ve todo. Se puede coincidir o disentir con su visión de las cosas, pero obliga siempre a pensar. No es poca cosa.

De la estupidez a la locura - Umberto Eco

Editorial: Lúmen
Páginas: 504
Precio: $590


Populares de la sección

Acerca del autor

Andrés Ricciardulli