El homenaje de músicos venezolanos al joven violinista que murió en las protestas

Tenía 17 años y se formó en el sistema gubernamental de orquestas juveniles que era la envidia del mundo

El viernes 9, la Orquesta Sinfónica José Francisco del Castillo, parte del afamado Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, tocó el himno nacional de Venezuela y el segundo movimiento de la sinfonía número 7 de Beethoven. La elección no fue al azar: eso fue lo último que el músico de 18 años Armando Cañizales tocó con su violín antes de ser asesinado en medio de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en Caracas. Cañizales, un protegido del reconocido director y también violinista Gustavo Dudamel, planeaba convertirse en estudiante de Medicina.

Embed

Un grupo más pequeño de intérpretes tocó frente a su urna otras canciones como la popular Venezuela. El dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles difundió un vídeo con el homenaje en su cuenta de Twitter, en la que escribió: "Que el dolor que sentimos nos de fuerza en el alma para seguir luchando y que ninguna muerte de un venezolano por su país haya sido en vano!".

El homenaje estuvo precedido por la declaración pública del reconocido director de orquestas venezolano Gustavo Dudamel que, en una carta llamada "Ya basta", hizo un llamado "urgente" al jefe de Estado, Nicolás Maduro, "a que se rectifique y escuche la voz del pueblo venezolano".

"Los tiempos no pueden estar marcados por la sangre de nuestra gente", dijo Dudamel en su página de Facebook y también en su cuenta de Twitter, que ilustró con el nombre de Armando Cañizales sobre un fondo negro.
"Los venezolanos están desesperados por su derecho inalienable al bienestar y a la satisfacción de sus más básicas necesidades. Las únicas armas que se le puede entregar a un pueblo son las herramientas para forjar su porvenir: instrumentos musicales, pinceles, libros; en fin, los más altos valores del espíritu humano: el bien, la verdad y la belleza", dice Dudamel en su misiva, dirigida al presidente Maduro.

El ministro de Interior y Justicia venezolano, Néstor Reverol, afirmó el miércoles pasado que Cañizales presentaba "una herida de arma de fuego a la altura del cuello" y apuntó que designó equipos especiales de la policía científica para llevar adelante las investigaciones sobre el caso.

Por su parte, el Ministerio Público (MP) de Venezuela solo ha informado que Cañizales resultó herido "durante una manifestación en la urbanización Las Mercedes", en el municipio caraqueño Baruta, "cuando un grupo de personas se encontraba manifestando" en un puente cercano a la autopista Francisco Fajardo.

Una cuenta de noticias de Twitter muestra un video con el momento en que Cañizales camina de brazos abiertos hacia las fuerzas policiales. "No, Armando", dice alguien mientras se lo llevan.

Embed

En la autopista, la Guardia Nacional (GNB, Policía militarizada) había dispersado con anterioridad con gases y perdigones de goma una movilización opositora, con miles de participantes, que pretendió llegar hasta la sede de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), en el centro de la ciudad.

Según reportes en distintos medios de prensa, sus amigos no le habían visto anteriormente en manifestaciones políticas; Cañizales era apenas un chico entregado a su instrumento y su música.

La muerte de Cañizales forma parte de una lista de 37 personas que han fallecido en el marco de las manifestaciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro que se han desarrollado desde hace más de un mes y que además han dejado más de 700 heridos y cientos de detenidos.

Pero en concreto, también su muerte es un símbolo de cómo han cambiado las cosas en Venezuela: con más de 42 añois de funcionamiento, el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela era una de las envidias del mundo por la calidad de músicos que producía, con Dudamel como uno de sus exponentes más importantes a nivel mundial.

Esta es la orquesta a la que pertenecía Cañizales.

Orquesta Juvenil Simón Bolívar de Venezuela



Fuente: Agencias

Populares de la sección