El impactante combo entre longevidad y tecnología

El aumento en la expectativa y calidad de vida, sumado a la automatización, llevará a empleos cada vez más intelectuales
Por Fabiana Culshaw

Aunque parezca de ciencia ficción, se están desarrollando experiencias sin precedentes en materia de longevidad: prevención de enfermedades a nivel genético, control del envejecimiento y criopreservación. Se estima que estas investigaciones, llevadas adelante en laboratorios biotecnológicos en EEUU, Japón y Europa, revolucionarán al mundo en las próximas dos décadas, con impacto en todos los ámbitos, incluyendo el empresarial.

Así lo explicó a Café & Negocios, el ingeniero José Luis Cordeiro, profesor de Energía de la Universidad de la Singularidad de la NASA en Silicon Valley, director del Millenium Project de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y profesor invitado del Institute of Developing Economies en Tokio.

"En el futuro vamos a vivir más tiempo y con mejor salud, por lo que seremos capaces de trabajar mayor cantidad de años en condiciones superiores. Se robotizarán las actividades repetitivas y manuales en las empresas, y los trabajos para las personas serán más intelectuales y creativos. Los sistemas de jubilaciones y pensiones que actualmente rigen, serán caducos. Muchos de estos cambios ya están ocurriendo", señaló Cordeiro.

El experto recordó que en el Foro Económico Mundial se habló "bastante" de la Cuarta Revolución Industrial y todos los cambios que se avecinan, pero que, salvo excepciones, los gobiernos no se están preparando aún para ello.

Profesiones del futuro
Según Cordeiro, la principal fuente de energía será la solar. "Desde el año 2015, en el mundo ha habido más instalaciones de generación eléctrica que proviene de la energía solar que plantas de gas natural, carbón o cualquier combustible fósil. Esa tendencia se profundizará", alertó.
Otra estimación a destacar es que para el año 2045 casi todas las empresas tendrán inteligencia artificial extendida y aparecerán profesiones y oficios nuevos, aún desconocidos.

"Como vamos a ser más longevos, las profesiones de la salud y la medicina van a ser fundamentales. Todas las áreas pertinentes a las tecnologías y a la educación seguirán siendo importantes porque los cambios en la humanidad serán cada vez más acelerados y habrá que saber asimilarlos. Como el tiempo libre aumentará, el área del entretenimiento también tendrá su auge", proyectó el director de Millenium Project de la ONU.

En ese sentido, el Departamento de Trabajo de EEUU proyecta que, entre los perfiles laborales más demandados en el año 2020, estarán los médicos (especialmente los investigadores y cirujanos por los nuevos implantes que se lograrán hacer en los organismos), desarrolladores de aplicaciones software, ingenierías informáticas y de telecomunicaciones.

"A medida en que el uso de robots se extienda en las fábricas, se requerirá mayor capacidad de los
trabajadores para dominar nuevas habilidades para la automatización. También se están creando más oportunidades para profesionales avanzados en estadística, analistas de modelado de datos, administradores de data warehouse y expertos de seguridad de datos", agregó Cordeiro. De hecho, la Comisión Europea prevé un déficit de 756.000 profesionales de las tecnologías de la información y las comunicaciones para el año 2020.

Capacidad de respuesta
Otra proyección de Cordeiro es que las empresas no prestarán tanta atención a las carreras profesionales o técnicas de su personal, sino a la capacidad que este tenga para responder a los cambios disruptivos que sobrevendrán en los modelos de negocios.

En su opinión, las empresas deberían invertir más en tecnología y en el aprendizaje permanente desde ahora.

El sector privado, público y los gobiernos deberían aliarse para diseñar planes a largo plazo que den forma a perfiles profesionales acordes a las nuevas demandas del futuro e impulsar mayor empleabilidad en las áreas laborales que vayan surgiendo, apuntó.

Otra tendencia son los trabajos a distancia y multidisciplinarios con profesionales trabajando en forma colaborativa desde distintos países, lo que ya se está comenzando a ver. "Las empresas deben adaptar sus políticas y sistemas a ese tipo de actividades más orientadas a los resultados y donde ni siquiera se le ve la cara a la gente, salvo a través de Skype u otras tecnologías", observó.
Para Cordeiro, se espera que los gobiernos sean más eficientes en el futuro, porque no se necesitarán tantos intermediarios como ahora.

"El contacto de los electores con las políticas públicas será mayor", vaticinó.

Populares de la sección