El impulso para estatizar y la carrera electoral

Para entender algunas decisiones de entes, hay que prestar atención a la interna del FA
Conjugar el verbo estatizar puede traer un premio político en la interna frenteamplista.
El partido de gobierno está realizando este fin de semana su VI Congreso Ordinario en el que se ha propuesto acordar un documento "ideológico" y definir una reforma constitucional (que tiene escasa chance de concretarse).

Aunque los dirigentes han logrado acordar un clima unitario, evitar confrontación y exposición de diferencias, y concluir con una declaración que respete los puntos de vista diversos, mediante un texto ambiguo, hay y habrá una presión interna permanente para que el Frente Amplio ponga acento en camino al socialismo para unos, o en respetar ciertas reglas de capitalismo para otros.

Las empresas autogestionadas se exponían como "una vela al socialismo" por las corrientes que dominan la interna frentista, pero eso no ha logrado expansión. No prendió.

Entonces para los que están en ese camino, sí vale fortalecer el rol del Estado como regulador fuerte de la economía y además como actor principal en varias áreas.

Una figura frentista ha tomado esa bandera y consigue aliados.

Durante el debate parlamentario sobre la investigación de la planta regasificadora, la diputada del MPP, Lilián Galán, reconoció que la ministra de Industria y Energía, Carolina Cosse, es una precandidata presidencial por esa corriente. Y eso tiene incidencia en varios hechos. Porque Cosse encarna el pensamiento estatista, con acciones que la muestran firme en el avance del Estado en áreas como telecomunicaciones, supergás y naftas.

En el Frente está claro que el intendente Daniel Martínez se afirma como un candidato, aunque en la coalición hay espacio para llegar a la elección con precandidatos que reflejen las corrientes internas.

Una corriente es la del mujiquismo en sentido amplio, para mencionar de alguna manera a los que tienen definición de "superar el capitalismo" e ir "al socialismo", como el MPP, el PCU, PVP y socialistas ortodoxos.

Otra es la del astorismo, para identificar a la corriente socialdemócrata, socialcristiana y afines, que aparece en el Frente Líber Seregni, así como también a la corriente de socialismo democrático.

No son necesariamente seguidores de Mujica o de Astori, pero estos son los líderes más fuertes de cada una de esas expresiones.

Y puede haber, dependiendo de situaciones y figuras del momento, un tercer andarivel para la carrera política, que aparezca entre medio de las dos corrientes citadas.
José Mujica ha dicho que no será candidato y en el MPP comienzan a creerle.
Entonces, tras el derrumbe de popularidad del heredero natural que era Raúl Sendic, ¿quién ocupa ese andarivel de izquierda?

La circunstancial alianza de esta semana entre Cosse y el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, refleja de alguna manera la unión de esa concepción de socialismo de Estado.
Abdala es dirigente del Partido Comunista y Cosse es del MPP; y comparten la idea de estatizar.

Para Cosse, es clave contar con el apoyo del PCU si quiere mantener aspiraciones políticas.
En el supergás, las autoridades han sido muy pacientes con los paros periódicos del sindicato. Y eso es porque hay confianza de que el sector podrá estar bien aunque alguna empresa ande mal, ya que ANCAP ahora también despacha garrafas. Es más, desearían que todas fueran de ANCAP.

En las naftas y gasoil, el cambio de régimen de distribución no solo afecta el bolsillo de los estacioneros sino que habilita a ANCAP a tener más estaciones propias. Hay voluntad de expansión del ente (ya lo había intentado Sendic en otros negocios).

En telecomunicaciones, ANTEL ha procurado que el monopolio de teléfono se extienda a otras áreas que no están amparadas legalmente, pero que refuerzan la concepción estatista.
La coincidencia, o alianza de Cosse con Abdala, no es que sea por una simple jugada electoral, sino que ambos creen en eso, por sus ideas sobre economía, Estado y mercado.
Pero la carrera política está presente. Y el congreso frentista también.

El documento que se proponen votar este fin de semana, sostiene: "Procuramos un Estado conductor, regulador, social y emprendedor, (...) funcional a un programa de crecimiento, distribución de la riqueza, modernización, democratización y de inclusión social".
Y agrega: "El Estado para nosotros y nosotras es una poderosa palanca del desarrollo nacional".

El presidente Tabaré Vázquez, con sus ministros Danilo Astori (Economía) y Rodolfo Nin Novoa (Relaciones Exteriores) están en ofensiva internacional para incentivar inversiones de empresas privadas, y extranjeras, y para firmar acuerdos de libre comercio.

Aunque suscriban el documento del Congreso, es claro que van por otro camino.
Pero el MPP-PCU y aliados ven que el camino para cumplir su meta es el de ir por ampliar el Estado en la economía. Y precisan reafirmar eso.

En los sindicatos, los comunistas reman para ello. Y en el Ministerio, y el manejo indirecto de dos entes (ANTEL y ANCAP están con presidencias permeables a una personalidad ministerial fuerte), Cosse emerge como la defensora del impulso para estatizar.
Y eso, en la interna paga.

Populares de la sección

Acerca del autor