El insulto del presidente filipino que enojó a Obama

Rodrigo Duterte llamó al presidente de EE.UU. "hijo de puta" en respuesta a las críticas que realizó al Gobierno filipino y sus planes nacionales de lucha contra la droga

El presidente de los EE.UU., Barack Obama, canceló el encuentro que tenía planificado en Laos con su homólogo filipino, Rodrigo Duterte, porque lo llamó "hijo de puta".

Duterte se refirió a Obama con un insulto que fue traducido del tagalo como "hijo de puta", en respuesta a las recalcando que Filipinas "ya no es un estado vasallo". Luego de esto, Obama afirmó que espera que ambos países mantengan sus estrechos lazos, aunque pidió a sus asesores que contactaran con las autoridades filipinas para ver si la fecha para el encuentro con Duterte era la correcta.

"Debes ser respetuoso. Y no sólo lanzar preguntas y comunicados. Hijo de puta, te voy a maldecir en ese foro", dijo Duterte. "Nos vamos a revolcar en el lodo como cerdos si me hace eso", añadió.

Después de la polémica instalada, Duterte dijo que "lamenta que sus comentarios a la prensa hayan causado tal controversia", se disculpó el gobierno filipino en un comunicado publicado justo antes del inicio de la cumbre.

"Esperamos poder limar las diferencias que surjan de las prioridades y percepciones nacionales, y trabajar de forma responsable para ambos países", agregó.

El presidente filipino es muy criticado por haber incitado a los filipinos a matar ellos mismos a los toxicómanos y traficantes. Estas ejecuciones extrajudiciales ya dejaron oficialmente unos 3.000 muertos desde que Duterte llegó al poder en junio.

Esta es la primera reunión internacional en la que participa Duterte, que llegó al poder tras una campaña electoral dominada por un discurso populista. El presidente filipino, que multiplica los exabruptos, amenazó con salir de la ONU y romper relaciones con Washington y Canberra.

El conflicto entre Estados Unidos y Filipinas se produce en un momento crucial para la región, con el gobierno chino tratando de tomar el control sobre el mar de China Meridional, impugnado, además de por Filipinas, por Vietnam, Malasia, Brunei y Taiwán.

El sudeste asiático ocupa un importante lugar en la política exterior y comercial de Estados Unidos en esta región del mundo.




Fuente: AFP y EFE

Populares de la sección