El José Ignacio Film Festival distinguió a "Youth", de Paolo Sorrentino

El filme compitió con una película uruguaya y dos extranjeras

Día a día, las imágenes se proyectaron en escenarios tan diversos como los que retrataban. Sobre los atardeceres de la Bajada de los Pescadores de José Ignacio, la chacra La Mallorquina y la antigua estación de tren de Pueblo Garzón, cuatro películas extranjeras y una de coproducción uruguaya dibujaron sus historias, mientras que el público local e internacional que arribaba a los parajes era el encargado de elegir al título ganador del sexto José Ignacio Film Festival (JIFF).

Con las calles de Hollywood de Tangerine (2015), de Sean Baker, como la apertura, el encuentro continuó de la mano de la España atemporal de El Apóstata (2015), en la que el uruguayo Federico Veiroj recorrió la búsqueda de un joven por apostatar de la Iglesia católica.

El prolífico francés Philippe Garrel, en tanto, presentó un París moderno y minimalista junto a L'ombre des femmes (2015), y el italiano Paolo Sorrentino convocó a los míticos Michael Caine y Harvey Keitel en Youth (2015), con el objetivo de estudiar la tensión entre vejez y juventud en un resort de los Alpes Suizos.

Con la ovación del público y la mayoría de los votos, Youth logró hacerse con la victoria del JIFF, presentando una trama de personajes variopintos que recuerda a los mejores elencos extravagantes del también italiano Federico Fellini.

Aunque la película se centra en los amigos septuagenarios Fred Ballinger (Caine), un compositor retirado, y Mick Boyle (Keitel), un director que quiere crear su "testamento" fílmico, quienes los rodean ayudan a generar un entorno que va desde lo edificante hasta lo meramente anecdótico.

Así, el elenco se ve completado por Lena (Rachel Weisz), la hija angustiada de Ballinger; Jimmy (Paul Dano), un actor frustrado cuyo mayor rol fue hacer las veces de robot en una película popular; un grupo de jóvenes y ridículos guionistas; una masajeadora obsesionada con videojuegos de danza; una actriz del Hollywood de antaño y un pseudo-Maradona obeso con un tatuaje de Karl Marx en la espalda.

Pese a que aquellos varían en edad y en experiencia, Ballinger y Boyle lideran la historia, exponiendo de forma tanto enternecedora como cínica el final de un camino en el que los recuerdos se pierden, la sabiduría se comparte y los conflictos se consuman.

De la mano de una fotografía exquisita que privilegia composiciones sutiles y perfectamente calculadas, Youth captura la belleza natural de los Alpes Suizos, al tiempo que retrata sin claustrofobia el hermetismo del resort de lujo en el que todos los personajes se encuentran y son obligados a interactuar.

Con la edad como temática principal, tal cual su nombre lo indica, Youth mezcla humor y melancolía. Así, la vejez no solo es atravesada por chistes de próstata y de recuerdos difusos, sino que su peso palpita en los diálogos entre Caine y Keitel, ambos notables. Como mejores amigos, los personajes comparten tantas discusiones profundas como superfluas, tantas risas como silencios, perfectamente conscientes de las diferencias que los separan.

Más allá de la edad, la memoria, la amistad y el aprendizaje, la frustración se configura como uno de los grandes temas de la película, atacando, sin límites, a casi todos los personajes, y haciendo que la importancia de la temática principal se vea levemente minimizada por las demás historias.

Mientras que Ballinger, cerrado, busca apartarse del éxito ubicuo de su Simple Song #3 por "razones personales", Boyle quiere reivindicar una carrera que, llegando a su fin, no arribó aún a su punto máximo.

Para Lena, el abandono de su esposo es la mayor obsesión y catalizador de una crisis existencial, en tanto que Jimmy, observando su entorno con avidez, busca alimentarse de las enseñanzas que le permitirá trascender a su famoso personaje robótico.

Aunque solo fue nominada a Mejor canción original en los Oscar de este año, Youth compitió por la Palma de Oro de Cannes y recibió múltiples premios de los European Film Awards, sin llegar a igualar el éxito del filme anterior de Sorrentino, La gran belleza (2013), Mejor filme de lengua extranjera en los Oscar de 2014.

Populares de la sección

Acerca del autor