El LATU crea fundación enfocada en la innovación

Latitud surge como una forma de responder a la necesidad de impulsar el desarrollo sostenible de Uruguay

Con la misión de incorporar soluciones tecnológicas e innovación para el sector productivo, el LATU creó la fundación Latitud, una organización enfocada en el desarrollo de proyectos de innovación, con procesos a medida para estos servicios.

Latitud surge como una forma de responder a la necesidad de impulsar el desarrollo sostenible de Uruguay, partiendo del respaldo propiciado por el LATU y su historia de relacionamiento y trabajo en cercanía con los sistemas productivos nacionales. "Ya existe una relación de confianza con las empresas que hace que podamos dialogar, y en ese diálogo, más allá de la evaluación de lo que producen, se puede trabajar en evaluar oportunidades para producir algo que hasta el momento no era posible producir", indicó el presidente del Laboratorio Tecnológico del Uruguay y Latitud, Fernando Fontán. Agregó que la organización buscará ser un aliado para las industrias nacionales en la incorporación de las tecnologías más apropiadas y la minimización de riesgos.

La fundación trabajará en varias lineas de acción, en especial en las que "Uruguay tiene fortalezas", según Fontán. Algunas de ellas son las de alimentos, biocombustibles, maderas, agua y medioambiente. Para esto, se pondrá especial esfuerzo en trabajar con el sector académico, ya que es allí donde "se gesta el conocimiento que tiene sentido aplicado". Y a su vez, la intención es contar con "los socios tecnológicos más capaces" a los que se pueda acceder en el mundo.

"Toda la capacidad tecnológica del LATU está al servicio de Latitud. Latitud tiene la conexión con la industria y con los actores que se necesita para traer a los proyectos", dijo Fontán.

Contará con una sede propia y un equipo de profesionales provenientes de la exgerencia de I+D+i (investigación, innovación y desarrollo) del LATU. Fontán señaló que el trabajo será más de campo y no tanto de oficina.

Latitud ya se encuentra trabajando en diversos proyectos. En la industria alimenticia, Fontán mencionó como ejemplo un caso de la cadena de arroz para el que se encuentran trabajando con molinos arroceros. El trabajo de la fundación allí consiste en evaluar tecnologías que permitan hacer un almacenamiento de arroz más efectivo, una conservación a mayor plazo (y en mejores condiciones de calidad), optimizar los servicios logísticos de manera novedosa y adecuada a las nuevas demandas y clasificar la producción también respondiendo a esta demanda.

En el caso del agua, Latitud trabaja en la formación de capital humano, en cercanía con el centro de investigación mundial de agua de Holanda IHE-Unesco. La Agencia de Investigación e Innovación (ANII) envía estudiantes a realizar maestrías a este centro y Latitud les asigna proyectos que atiendan a la necesidad de esta industria en Uruguay. "Estamos trabajando con referentes de primera mano en el tema", mencionó Fontán.





Populares de la sección