El legado de Soda Stereo en acrobacias

Cirque du Soleil estrenó en Buenos Aires Séptimo Día, su más reciente espectáculo inspirado en la obra de la mítica banda argentina y su líder, Gustavo Cerati
Los clásicos de Soda Stereo se convirtieron en música para ver y sus beats aumentaron el vértigo de las acrobacias. El Cirque du Soleil debutó el jueves en Buenos Aires con un montaje psicodélico que celebra por primera vez a una banda latinoamericana.

Los ex Soda Charly Alberti y Zeta Bosio fueron espectadores de su legado en una obra de 90 minutos que no es exactamente circo ni tampoco un concierto. Sin embargo, en varios temas el público puede sentirse parte de un videoclip.

"Esto tiene algo diferente, porque no es una obra circense exactamente, ni es un show, es una mezcla de ambas cosas, donde el circo, más que homenajea, celebra", resumió Charly Alberti, exbaterista de la banda, al ingresar con el bajista Héctor "Zeta" Bosio al colmado teatro Luna Park de la capital argentina.

Un total de 35 artistas en escena, acompañados de un vestuario de estética espacial, futurista y multicolor, fueron los encargados de transportar a las miles de personas congregadas –en números con diábolos, saltos estratosféricos y cuadros visuales únicos–, a un lugar en el que los mayores éxitos de la banda y algunas de sus canciones de culto cobraron otra dimensión.

Es la primera vez que la compañía circense de Canadá se inspiró en una banda de Latinoamérica para producir un show, luego de Love con música de los Beatles (2006); Viva Elvis, un tributo a Elvis Presley (2010); y The Immortal World Tour, en honor a Michael Jackson (2011).

Soda Stereo Cirque Du Soleil

Jean-François Bouchard, guía creativo del Cirque du Soleil, explicó a la agencia AFP que aunque esta música no es popular entre el público canadiense, el montaje ha resultado "un desafío fabuloso en esa búsqueda de retos creativos" que se trazan como compañía.

Para Séptimo Día, el circo recreó el ambiente de un concierto con público de pie que interactúa con acróbatas que saltan al son de Canción Animal, y hasta logran hacerlos sentar en una "guitarreada" alrededor de fogones artificiales para corear Té para tres.

Hay actos para fanáticos de Soda Stereo y también piruetas para los amantes de este circo con sello propio, que en esta oportunidad se sirve de un dron, cámaras 3D y hasta un acuario en medio del público para dar una versión de Hombre al agua capaz de contagiar sensación de ahogo en el espectador.

Al final del estreno, con una gigantografía del trío que hizo temblar a los escenarios de Latinoamérica entre 1982 y 1997, el público estalló a gritos por las acrobacias de artistas rusos, ingleses, neozelandeses, japoneses y argentinos, que saltaron de un extremo a otro al son de Música Ligera.

El ausente presente

"Ídola, gracias totales", le gritaron a la madre de Gustavo Cerati, Lilian Clark, que junto con los exintegrantes de la banda fue una de las más ovacionadas de la noche por el público, que la reconoció sentada al lado de la hermana y los dos hijos del vocalista, Benito (23 años) y Lisa (20).
"Es muy emocionante, se sienten bastantes cosas", dijo Benito Cerati a EFE. "Lo que tengo seguro es que esto es muy grande, para mí es como un siguiente nivel, como la consagración de una celebración súper meritoria de lo que ha sido Soda, así que es como una especie de orgullo, emoción", resumió.

Desde la gira de despedida de Soda Stereo de 2007, los fanáticos soñaron con volver a ver a la banda junta. Pero Cerati murió en setiembre de 2014 a los 55 años tras cuatro años en coma por un accidente cerebrovascular que sufrió en Caracas cuando ya se había lanzado en solitario.

Soda Stereo Cirque Du Soleil

"El homenaje, generalmente, habla a los ausentes. Soda también es algo que falta, algo que no está, por lo tanto es un homenaje a Soda y por ende es un homenaje a Gustavo, que es al que extrañamos todos", dijo Zeta Bosio, que al final subió al escenario con Alberti y dos de los artífices del montaje, Michel Laprise y Chantal Tremblay.

"(El espectáculo) tiene mucho que ver con el espíritu de lo que siempre hicimos que es apostar a cosas nuevas, apostar a más, a nuevos formatos, y esto, creo, es el summum de todo eso", agregó el excompañero de banda de Cerati.

A pocos metros, la hija del ídolo se limpiaba los ojos y la madre de Cerati, con más de 86 años, aplaudía rabiosa 'haber visto' la música de su hijo.

Después de Buenos Aires, la gira partirá en 22 contenedores con destino a Córdoba (Argentina), Perú, Chile, Colombia y México. Para el año que viene se espera que llegue a Uruguay, informó el diario El País.

Fuente: Agencias

Populares de la sección