El liceo extra edad que ofrece oportunidades para ascender

Permite al personal terminar los estudios y avanzar en la carrera
Algunos lo hacen en busca de lograr un ascenso y un mejor ingreso dentro de las Fuerzas Armadas. Otros, en cambio, se inscriben para cumplir con el objetivo de terminar el liceo. Lo cierto es que desde que inició sus actividades hace 15 años, el liceo de régimen especial que funciona en forma exclusiva para el personal de las Fuerzas Armadas ha logrado hacer crecer su matrícula hasta llegar a un récord en 2017.

"Este año tenemos 178 alumnos y es todo un logro. Es el mayor número de estudiantes que hemos tenido", informó a El Observador Reinaldo Albornoz, director de la Escuela de las Armas del Ejército. El año pasado hubo 140 estudiantes que concurrieron al centro educativo ubicado en Punta Rieles, sobre Camino Maldonado.

La gran novedad de este año, que explica en parte el mayor interés por parte de los alumnos, es la incorporación de sexto año. El instituto ha ido aumentando su oferta educativa. Comenzó en 2002 solo con Ciclo Básico, luego incorporó cuarto y quinto y ahora permite terminar el liceo.
Este instituto, que funciona para personal de la Armada, del Ejército Nacional y de la Fuerza Aérea, tiene varias particularidades. Sus alumnos van desde los 18 hasta los 40 años. Lo que más le atrae a ellos es la posibilidad de cursar un año en poco tiempo.

Son tres meses intensos. Entre el 22 de mayo y el 5 de setiembre, en un horario de 7:45 a 17 horas, los alumnos tiene la posibilidad de terminar un año académico. "Creemos que es una opción que no encuentran en otro lado y por eso año a año se han ido inscribiendo cada vez más personas", dijo Albornoz. El personal subalterno de las tres fuerzas necesita tercer año para lograr un ascenso.

"Muchos no pudieron estudiar cuando fueron jóvenes y ahora ven una segunda oportunidad", dijo el jefe y destacó el esfuerzo que realizan las personas de 30 y hasta 40 años, ya con familias formadas, que dedican su tiempo libre a intentar aprender y salvar el curso.

En los 15 años que lleva la iniciativa, van más de 1.400 alumnos que han pasado por las aulas del Liceo Extra Edad ESOE. La última edición de la publicación oficial del Ejército llamada La Fuerza de Todos dedicó uno de sus artículos a este proyecto educativo. "Comenzó a funcionar como un tímido proyecto para mejorar el nivel educativo del personal subalterno del Ejército que desea realizar el ascenso de grado", decía la publicación y destacaba los avances logrados.

Los alumnos enfrentan las mismas materias que cualquier otro liceo, solo que este centro funciona bajo el llamado programa "libre asistido" de Enseñanza Secundaria, que otorga ciertas flexibilidades.
"Es único en su modalidad ya que a través del método presencial y de internado compila un año de clases en tres meses con doble horario", dice el texto de la revista oficial.

En busca del progreso

Esta historia de los soldados que estudian tiene mucho que ver con la intención de lograr un mejor pasar. Un soldado gana unos $ 14.000 nominales al mes. De la mano del estudio pueden aspirar a ascender en la carrera militar y lograr de ese modo un mejor salario. El suboficial mayor, el puesto de mayor jerarquía dentro del personal subalterno, percibe unos $ 25.000 mensuales.

Los jerarcas militares suelen repetir que estas cifras son muy bajas para alguien que tenga que mantener una familia. Por eso reclaman mayores ingresos para ayudar a los soldados. Debido a esos salarios, los soldados suelen verse tentados a salir al exterior en las misiones de paz ya que cumpliendo ese tipo de tareas fuera de fronteras reciben al menos US$ 1.000 por mes.


Populares de la sección