El mercado de haciendas busca despertar de la siesta veraniega

En la segunda semana del año se faenaron prácticamente 40 mil reses, 53% de las cuales fueron vacas; la oferta y los negocios que se concretan son escasos
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Transcurrió la segunda semana del año con precios estables y alguna "flecha hacia abajo" según manifestaron operadores. La oferta y los negocios que se concretan son pocos. La preferencia de la demanda continúa apuntando hacia las carcasas pesadas.

Los valores ofrecidos y entradas son dispares entre las plantas. La industria pasa precios entre US$ 3,15 y US$ 3,20 por kilo a la carne para novillos gordos. Mientras que en las vacas el rango es más amplio, los valores van de US$ 2,70 hasta US$ 2,90 para los mejores animales. Las entradas de animales a frigorífico promedian una semana, pero algunas industrias se encuentran con compradas hacia más adelante.

Consignatarios manifestaron que la industria realiza las decisiones de compra esperando que la semana que viene aparezca un poco más de oferta. Por otro lado, cuadrillas kosher operan en distintas plantas como Frigorífico Carrasco, Las Piedras, Colonia, Bilacor e Inaler. Otras negocian la llegada para fin de mes.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) modificó al alza en un centavo a las referencias promedio para el novillo y la vaca gorda hasta US$ 3,19 y US$ 2,82 por kilo a la carne respectivamente. Permanecieron sin cambios en pie. En tanto, en ovinos todas las categorías se vieron corregidas a la baja excepto el cordero pesado y el borrego que se mantuvieron incambiados en US$ 3,33 y US$ 3,28. El cordero pesado perdió dos centavos hasta US$ 3,31, mientras el capón y la oveja perdieron uno hasta US$ 3,03 y US$ 2,72.

En la semana que terminó el 9 de enero se faenaron 39.516 vacunos, 47% más que en la semana previa (reducida por las fiestas de fin de año) y 0,5% menos comparado a la faena registrada un año atrás. El 53% fueron vacas, que con 21.054 cabezas superaron en 6% a las faenadas hace un año. Los novillos explicaron el 44% de la faena semanal y totalizaron 17.233 animales, 10% menos.

En ovinos el nivel faenado fue de 22.013 lanares, lo que marcó un retroceso semanal de 8% pero mantuvo una brecha positiva de 25% sobre el volumen de actividad de la misma semana de 2015. El 67% de la misma fue cubierta con corderos, una cantidad equivalente a 14.730 animales, casi el doble en la comparación interanual. La faena semanal de ovejas fue de 4.680 cabezas, 7% menor.

De acuerdo a los últimos datos publicados por INAC, en la semana que terminó el 9 de enero el kilo de novillo subió a US$ 3,396 en cuarta balanza desde US$ 3,3, lo que acortó la diferencia interanual a -4% desde -6% de la semana previa. En la vaca la cotización INAC cayó a US$ 2,895 desde US$ 2,904, lo que fijó un descenso de 5% respecto a un año atrás.

En lo que respecta al ingreso por exportación de carne, la vacuna generó una entrada de US$ 3.429/ton, 8% menos que en la semana previa y 18% por debajo del nivel de un año atrás. En carne ovina el valor por tonelada alcanzó los US$ 4.555, lo que estableció un avance semanal de 29% y un retroceso interanual de 9%. Los promedios de las últimas cuatro semanas móviles se ubicaron en US$ 3.672 y US$ 4.188 respectivamente, 10% y 8% menores a los de hace un año.

Por su parte, el mercado de la reposición se encuentra demandado en todas las categorías pero son escasas las operaciones que se realizan. El próximo remate virtual es el de Pantalla Uruguay el 27 de enero.