"El mercado local se mueve pero inciden factores externos"

El director de la firma Arte & Alhajas analizó el año 2016 e hizo énfasis en la aprobación de la ley de inmobiliarios
Ernesto Prilassnig Yelicic es rematador, tasador y director de la casa de subastas Arte & Alhajas, una de las firmas que es referencia dentro en el campo de las subastas y tasaciones que abarca el mercado nacional. En entrevista con El Observador, el profesional se detiene y realiza un balance del pasado año y del presente de la casa de subastas que lidera, esto con una experiencia que supera los 40 años de trabajo y con una trayectoria que reúne varios rubros y a clientes de diversos lugares del mundo.

¿Qué análisis hace del trabajo realizado por su firma en la temporada 2016?
En general, en un promedio de los rubros que nosotros manejamos, entre las alhajas, relojes, adornos, pintura y antigüedades, algunos se destacaron con más que otros. De esas categorías, en alhajas, el año 2016 fue muy bueno para nosotros ya que destacamos la preferencia por nosotros en varias sucesiones, lo que motivo que podamos obtener buenos resultados. En cuanto a las antigüedades, ocurrió lo mismo, mientras que en materia de arte nos fue bien dentro del perfil de obras que nosotros manejamos.

¿Cómo observó el comportamiento del mercado local en el periodo pasado?
Nuestro mercado no solo siempre está condicionado a lo interno sino también a los factores externos que afectan también a todos los rubros en el comercio. Sobre todo ahora hay muchas expectativas en torno al gobierno de Estados Unidos, y todo eso junto crea un ambiente de incertidumbre. De todas maneras, el mercado uruguayo se movió y se mueve pero inciden factores externos que hacen que la gente piense todo un poco más en el momento de las compras. Aún así, como el mercado nacional es pequeño, esa influencia exterior es limitada. El mercado es chico en cuanto a la oferta y a la cantidad de oferentes existentes, por lo que el círculo también es bastante reducido.

¿Qué opina de las cifras que Arte & Alhajas alcanzó en los rubros que atiende?
El mercado uruguayo es una plaza bastante estable con algunos valores que se destacan, al tiempo que hay una tendencia a la baja en los precios del rubro antigüedades, esto principalmente en objetos que son de un nivel medio. La gente busca hoy otras opciones, y sobre todo las personas jóvenes. Ahora, los objetos de arte y las joyas de calidad, generalmente mantienen un buen valor. Hay algunas piezas que modificaron sus valores, otras aumentaron su demanda y en algunos casos descendieron. Aún hay piezas que se pagan muy bien, pero aclaro que esto responde a un factor internacional.

En el mercado local de hoy, ¿ faltan buenas piezas o lo que faltan son más compradores?
Pienso que cada vez que más pasa el tiempo, cada vez hay menos piezas de excelente nivel. Y también en materia de compradores hay una variante importante. Cada vez es menor el grupo selecto de compradores para determinadas piezas. Incluso aquí en Uruguay hay cada vez menos coleccionismo. Son factores que están afectando a los que nos dedicamos a estos rubros.

¿El cliente está cada vez más selectivo a la hora de pujar y de comprar en un remate?
Diría que sí. Por ejemplo, el que es coleccionista de arte, siempre quiere tener la mejor pieza. Y lo que mantienen las buenas cotizaciones son las mejores piezas. Sin dudas que las obras más destacadas son las que tienen mayor interés en plaza. Y pienso que es así en cualquiera de los rubros.

¿Cómo califica el momento económico del país en relación al trabajo que hacen las casas de subastas?
El momento de la economía del país es un tanto ambiguo porque quizás la población opte por disfrutar de otras opciones que antes las volcaba en adquisiciones realizadas en casas de remates. Creo que esto es a nivel mundial, pero aquí se nota porque en Uruguay somos pocos, algo que no sucede en un país europeo.

¿De qué manera visualiza el crecimiento y evolución de la profesión del rematador?
En lo que respecta a los rubros que nosotros atendemos, se trabaja de forma muy profesional. Somos pocas las casas que estamos en el mercado y con estos rubros, pero considero que tendría que ser mucho más profesional. Esto en cuanto a atención, a conocimiento y al respeto y opinión con relación a los objetos que aparecen en el mercado. Hay veces que tienen que ser personas serias las que den cotizaciones y valores. Sería importante tener más gente especializada en las casas de remates. Y Uruguay puede compararse con otros países porque verdaderamente en las grandes casas tienen especialistas para cada rubro, y acá no podemos porque no tenemos ni la mercadería ni el público. Pero vale destacar que también hay estudiantes jóvenes que se están profesionaizando, que se capacitan en el exterior, que visitan museos, ferias de arte y que se interioriza más en todos los temas. Aún así, además de capacitarse y profesionalizarse, también hace falta invertir. Y nosotros invertimos en todo eso.

Pasó el año 2016 y tampoco selogró aprobar el proyecto de ley que regula el trabajo de los operadores y agentes inmobiliarios. ¿Tiene opinión formada acerca del tema?
Integro el registro general de rematadores y estoy muy vinculado a la Asociación Nacional de Rematadores, siendo ex-directivo y cumpliendo una función dentro de la entidad. Para mí que el proyecto tiene y debe de aprobarse a corto plazo. Es muy necesario que se pueda trabajar profesionalmente en el sector inmobiliario.

¿Falta voluntad política para su aprobación?
Evidentemente que el sector político es la que puede resolver el tema. El proyecto está listo, está en estudio pero en un análisis que viene ya de mucho tiempo. En mi modesta opinión tendrían que fijar un grupo para que estudie y apruebe definitivamente este proyecto, o en su defecto un proyecto que sea modificado. Si bien posiblemente exista la chance de que con el tiempo se le deban de realizar modificaciones o adaptarlo a las circunstancias y al momento del país. Debe existir mayor voluntad política para que esto se resuelva lo antes posible. La Anrtci y la Cámara de Agentes Inmobiliarios contribuyeron a ese proyecto, y al mismo hay que llevarlo adelante. La voluntad de la clase política es fundamental.

¿Cuales son los desafíos principales de Arte & Alhajas a corto plazo?
El desafío principal es mantener el nivel que tenemos porque nosotros trabajamos específicamente trabajamos con artículos que son suntuarios. No abarcamos todo lo que hay en una casa, sino que somos un poco puntuales en cuanto a lo que presentamos en las subastas. Rubros como alhajas, relojes, muebles, adornos, antigüedades finas, pintura y escultura están dentro de un perfil más selecto.

Qué perspectivas tiene para este 2017?
En el año 2016 cumplimos con las metas y los objetivos trazados, aunque quizás hubiésemos esperado un poco más de movimiento en cuanto a todo. El mercado es así, y tiene sus vaivenes. De todas maneras, me considero optimista.


Frases.

"Debe existir voluntad política para que se resuelva la aprobación de la ley para operadores inmobiliarios.

"Sería muy importante el tener más gente especializada en las casas de remates".

"Cada vez pasa más el tiempo, hay menos cantidad de piezas de excelente nivel en Uruguay".

Acerca del autor