El Mercosur y la Unión Europea avanzan hacia un "preacuerdo"

Se reunieron en Buenos Aires pero aún no entraron en los temas críticos
El Mercosur y la Unión Europea dieron un paso importante hace dos semanas en Buenos Aires hacia la concreción de un Tratado de Libre Comercio que procurarán inicializar en diciembre de este año con la firma de un "preacuerdo", dijo una fuente oficial a El Observador.

Dar un punto de partida al acuerdo a fin de año es un objetivo "muy ambicioso", a juzgar por el informante, pero realizable en función del ritmo con que avanzan las negociaciones en este momento.
Hay capítulos del futuro acuerdo ya cerrados como aquel que refiere a la "defensa de la competencia" y otros muy avanzados como el que regula la "facilitación del comercio" entre los dos bloques.

Sin embargo, existen temas importantes en los que las partes aún están "muy lejos" y otros en los que aún ni siquiera se entró en profundidad en la negociación. Por ejemplo, aún hay grandes diferencias en lo que refiere a "propiedad intelecutal" o patentes, un tema sensible para los europeos.

La oferta en materia de bienes agícolas y, sobre todo, la interrogante de cuál será la oferta de la carne es un punto de discusión que aún no fue abordado. Los europeos manifestaron en el último encuentro en Buenos Aires que aún no estaban "prontos políticamente" para entrar en esa discusión y pidieron tiempo hasta que Francia tenga sus elecciones presidenciales para ver cómo quedaba acomodado el paisaje político europeo. Se espera que la oferta de bienes llegue a la mesa de negociación en algún momento del año y que esa negociación marque el desenlace del acuerdo.

Tanto la demanda mercosuriana en temas agrícolas como la europea en materia de propiedad intelectual y libre acceso a licitaciones en los países del Mercosur son los puntos que hicieron naufragar hasta ahora cualquier entendimiento entre las partes.

Las razones

Si el Mercosur y la Unión Europea logran cerrar el acuerdo lograrán un hito histórico luego de años de desencuentros.

Hay algunas razones que ayudan a explicar este momento de acercamiento, que pone al Mercosur como la segunda prioridad de relacionamiento externo de la Unión Europea según expresó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. El relanzamiento de las relaciones responde, en primer lugar, al proteccionismo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien obligó a que la Unión Europea recalculara sus prioridades en materia de vínculos comerciales.

"Europa está fuertemente comprometida con el comercio internacional aún cuando las tentaciones proteccionistas están reapareciendo", dijo Tusk durante la última cumbre europea. Y por primera vez, en una declaración pública, puso al Mercosur en un lugar prioritario en la agenda de la Unión Europea: Japón, Mercosur y México, en ese orden señaló.

Pero las declaraciones también son respaldadas por las acciones. Los europeos no van a estas reuniones a ver qué pasa sino que van con la decisión política y la firme intención de avanzar en el tema, dijo una fuente oficial.

El cierre de fronteras de Trump y la decisión estatégica europea de mirar hacia el cono sur coinciden con un tercer elemento: la sincronización inédita de los cuatro estados signatarios del Tratado de Asunción. Por primera vez, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay están alineados en este tema y están preparados para avanzar sin sabotajes por debajo de la mesa, como ocurría durante el gobierno kirchnerista en Argentina.

De hecho, la canciller argentina, Susana Malcorra, visitará este mes en Bruselas a la Comisario de Comercio, Cecilia Malmström, para impulsar las negociaciones. Argentina encabeza las tratativas en su calidad de presidente pro témpore del Mercosur.

"Aunque somos conscientes de que terminar todos los detalles es poco probable, queremos al menos avanzar en un acuerdo del marco político. Estamos convencidos de que tenemos oportunidades y diferencias; ahora tenemos que trabajar en áreas donde hay un mayor acuerdo para ir cerrando capítulos parciales y buscar convergencias en las áreas donde no tenemos acuerdo", dijo la canciller argentina acerca de la posibilidad de tener un acuerdo moldeado para fin de año.

Populares de la sección