El ministro Aguerre vuelve al ruedo

Luego del receso veraniego, el secretario de Estado tiene una agenda cargada
Luego del receso veraniego, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, retomó la actividad esta semana y la próxima acelerará el paso con una agenda cargada. Lo hace en un escenario complicado –por distintos motivos– para el sector agropecuario. Mañana responderá preguntas de la población de Artigas previo al Consejo de Ministros.

El ministro retoma la marcha convocando a las principales gremiales ruralistas –Asociación Rural (ARU), Federación Rural (FR), Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) y Federación Uruguaya de grupos CREA (Fucrea)–, que concurrirán el miércoles próximo a su despacho con agenda abierta.

La convocatoria a las gremiales es una costumbre que mantiene Aguerre desde el 2 de marzo de 2010, cuando asumió su cargo, y forma parte de uno de los cinco ejes estratégicos remarcados en su gestión: el fortalecimiento de la institucionalidad agropecuaria.

Es una convocatoria importante porque ocurre luego de una protesta de productores en las rutas en contra del incremento de las tarifas públicas y por las dificultades para cobrar las últimas colocaciones de lácteos en Venezuela.

Sin embargo, el ministro puede dormir tranquilo porque las principales gremiales, al no respaldar públicamente la movilización, reafirmaron que el planteo de las reivindicaciones y la superación de las dificultades deben darse en un ámbito de diálogo institucional.

Claro que los temas que motivaron la movilización de los productores están sobre la mesa. Seguramente en la reunión se analizará lo que va bien y lo que va mal, en una coyuntura internacional adversa, que está difícil y que exigirá los máximos esfuerzos para superar sus efectos.

Un día antes, Aguerre se hará presente en la reunión habitual de la Junta Directiva del Instituto Nacional de la Leche (Inale). Seguramente el ministro enviará una señal clara de apoyo a la lechería, el sector más golpeado de la producción agropecuaria por la caída de precios y las dificultades para cobrar las exportaciones a Venezuela, el principal mercado para los productos lácteos.

Pero si hay un sector en el que Aguerre ha tenido una visión estratégica y una mirada hacia adelante ha sido la lechería. Desde su primer pronunciamiento sobre la necesidad de sacar de los establecimientos la producción de forraje y la recría y que los tambos sólo se dedicaran al ordeñe, incrementando la productividad.

También ha impulsado otras herramientas financieras, tanto para conseguir tierras como recursos para invertir en una actividad declarada de interés nacional.

Antes de que termine la próxima semana, Aguerre emprenderá un viaje oficial a la Federación Rusa, donde buscará reafirmar las buenas relaciones entre ambas naciones y, de paso, tratar de derribar los últimos obstáculos –más administrativos– para poner en marcha la colocación de carne vacuna uruguaya de alta calidad que los rusos aprobaron y anunciaron el año pasado en una visita a Uruguay.

Sin olvidar que Rusia es el principal comprador de manteca uruguaya. Además, apoyará a la delegación uruguaya que participará en la feria de la alimentación Prodexpo.

Acerca del autor