El Niño le pega al arroz también en Asia

Producción mundial del cereal caerá por primera vez en seis años con sequías que afectan a grandes exportadores asiáticos
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El Niño significa mucha agua en algunos lados y poca agua en otros. Y por los dos lados está castigando a cultivos de arroz. La combinación entre el descenso en la producción en los principales exportadores asiáticos de arroz y la contracción en la oferta desde el Mercosur ya comenzó a mejorar moderadamente los valores internacionales del cereal, algo que podría consolidarse en los próximos meses.

Según los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés), en la campaña 2015/2016 se dará la primera caída en la producción mundial de arroz desde 2009/2010. En tanto, los stocks mundiales retrocederían 13% a poco más de 90 millones de toneladas en el menor nivel de la zafra 2007/2008, cuando se dio un pico de precios con prohibiciones temporales en la exportación.

Un artículo de Reuters remarcó algunas similitudes en las cifras entre ambos períodos, aunque los precios actuales están bien lejos de los máximos de ocho campañas atrás. Los altos volúmenes de stocks en los grandes países exportadores han sido un estabilizador para el mercado. Tanto en Tailandia como India y Vietnam –que concentran el 60% del comercio mundial– las sequías han limitado la producción doméstica.

"Hasta ahora no hemos visto una reacción relevante de precios ante el clima seco (en Asia), porque teníamos un significativo superávit de stocks en India y Tailandia. Pero eso no puede durar para siempre", dijo James Fell, economista del Consejo Internacional de Granos.

En India, Tailandia y Vietnam –los tres principales exportadores mundiales– los stocks al cierre de 2016 caerían a un tercio en torno a 19 millones/t. Sería la mayor disminución anual desde 2003, según los cálculos de Reuters en base a información del USDA.

Con dos años consecutivos de sequía en India y Tailandia, las perspectivas de oferta del Mercosur fueron derribadas por el exceso de precipitaciones que se dieron en los cuatro países del bloque. En Brasil la estatal Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) proyectó que en 2015/2016 la producción de arroz caerá 10,2% hasta 11,17 millones de toneladas base cáscara mientras no se prevén cambios relevantes en el consumo del cereal. Es posible que en el informe mensual de mayo el organismo vuelva a reducir su perspectiva de cosecha ante los atrasos en la recolección en Rio Grande, principal estado productor. La Conab estima que las exportaciones brasileñas del arroz caerían solamente 262.000 toneladas hasta 1,1 millones de toneladas mientras las importaciones aumentarían de 503.000 a 1,1 millones de toneladas.

Un informe de la oficina del USDA en Buenos Aires proyectó que la producción paraguaya será 600.000 toneladas base cáscara, bien abajo de la cifra oficial del organismo (836.000 toneladas). El ajuste se debe al exceso de lluvias que afectó a regiones productoras, al igual que en Uruguay y Argentina. Si bien es posible que Brasil no exporte tanto arroz como prevé el gobierno, la importación necesariamente aumentará, retirando del mercado extrarregional importantes volúmenes del cereal paraguayo y argentino. El menor saldo debería reforzar los valores desde el Mercosur para la segunda parte del año.

Populares de la sección