El núcleo industrial cayó en febrero e interrumpió su recuperación

La producción del grueso de las empresas se contrajo 4,6% interanual

La industria uruguaya rompió en febrero con una racha de tres meses consecutivos de aumento en sus volúmenes de producción, en comparación con igual período del año anterior. Pese a un fuerte crecimiento de la industria automotriz, la desaceleración del sector de alimentos, el estancamiento de la industria química y la caída de las metálicas básicas devolvieron los números rojos a las manufacturas locales.

Según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la industria en su conjunto se contrajo 11,7% interanualmente en el segundo mes del año. Si se excluye de la medición la refinería de ANCAP –que está en parada por mantenimiento–, esa caída se reduce a 2%.

Una medida que permite concentrar el foco en la situación que atraviesa el grueso de las empresas del sector es evaluar la producción en el núcleo duro manufacturero. Esto implica, además de quitar la refinería de ANCAP del indicador, tampoco considerar las plantas de celulosa de UPM y Montes del Plata, así como la actividad industrial de Pepsi en Colonia. Ese indicador muestra una caída de la actividad industrial de 4,6% en febrero respecto a igual mes del año pasado, lo que contrasta con el crecimiento de 5,1% que había mostrado en enero y de 6,7% que alcanzó en el último mes del año pasado.

Realidades distintas

A la interna de la industria, la evolución reciente de la producción es heterogénea. Mientras que ocho de las 19 ramas relevadas por el INE aumentaron su volumen generado en febrero respecto a igual mes del año anterior, las restantes ramas contrajeron su actividad.

El recorte de 61,2% en la producción de derivados del petróleo y carbón explicó buena parte del retroceso de la industria manufacturera en su conjunto. Esto se debió al inicio de la parada técnica en la refinería que tenía programada ANCAP para este año. Sin embargo, ese factor no incide en el desempeño del indicador del núcleo industrial, que aun sin considerar al ente petrolero, tuvo una fuerte caída.

Este retroceso estuvo vinculado, en cambio, a la fuerte desaceleración en el crecimiento de los volúmenes producidos por la industria alimenticia, que pasaron de expandirse a 8,6% interanual en el primer mes del año a apenas 1,2% en la última medición. Se trata del rubro de más peso en la industria local.

Por su parte, el estancamiento del rubro sustancias y productos químicos –que pasó de crecer a una tasa de 10,6% en enero respecto al mismo mes de 2015, a retroceder 0,8% en febrero–, también contribuyó a invertir el signo de la evolución manufacturera. Lo mismo sucedió con las metálicas básicas, aunque el cambio respecto a enero fue de mayor magnitud: pasó de crecer 11,3% interanual a una caída de 16,1% en el mismo período.

Este comportamiento no alcanzó a ser compensado por el buen desempeño de la industria automotriz. La rama vehículos automotores se expandió 154,8% en febrero, más que duplicando su producción respecto a igual mes del año pasado. En tanto, la rama otros equipos de transporte tuvo una expansión de 71,9% en el mismo período.


Populares de la sección