El nuevo contexto regional facilita el acercamiento

Un encuentro entre los cancilleres de los países del Mercosur y la Alianza del Pacífico
"Muy pocas veces en la historia se alinean los escenarios como se están alineando hoy", dijo el secretario de Economía de México, lldefonso Guajardo, con respecto al primer encuentro de los cancilleres de los países del MERCOSUR y la Alianza del Pacífico. El Foro Económico Mundial sobre América Latina, llevado a cabo en Buenos Aires la semana pasada, es el primer acercamiento entre ambos bloques que ha sido posible básicamente a los cambios surgidos dentro del MERCOSUR y a la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, un contexto regional inimaginable apenas unos meses atrás.

La victoria de Mauricio Macri en Argentina y la destitución de DilmaRousseff, que dejó a Michel Temer como presidente del Brasil, se tradujo en una visión aperturista de las dos principales potencias del bloque del atlántico, que durante los gobiernos de izquierda habían mantenido una visión proteccionista de sus estrategias de comercio exterior.

Debido en parte a estos cambios, Venezuela,opuesta a este acercamiento, se ha visto completamente marginada dentro del grupo.
Por otro lado, la elección de Trump ha significado un giro proteccionista de Estados Unidos, que está afectando las estrategias comerciales a nivel global. Esta nueva postura significa sobre todo una gran amenaza para México, quien exporta más del 80% de sus productos al vecino del norte y que, tras décadas de mirar exclusivamente hacia el norte, ahora busca abrir nuevos mercados para alivianar su dependencia comercial.

"Esto es un hito importante en la integración latinoamericana, porque nos hemos comprometido a avanzar en un momento en que reina la incertidumbre a nivel internacional",afirmó Heraldo Muñoz, ministro de Exteriores de Chile, país que ocupa la presidencia pro tempore de la Alianza del Pacífico, bloque que también integran Perú, Colombia y México.

Por otro lado, la canciller argentina Susana Malcorra, dijo en nombre del MERCOSUR, bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que"el objetivo claro es reforzar el compromiso con el libre comercio y el multilateralismo".
Este eventual acuerdo dista de los recelos del pasado entre ambos bloques, cuando la Alianza del Pacífico consideraba al MERCOSU demasiado politizado y poco eficiente económicamente. Mientra que el bloque del Atlántico veía a la Alianza como demasiado volcada al comercio y alineada estratégicamente con Estados Unidos. Tras los cambios que han afectado a la región, hoy los objetivos de los ochos países están alineados en buscar reducir las barreras arancelarias y facilitar el comercio intrarregional.

Con el fin de avanzar en este sentido, los cancilleres de los países han definido una "hoja de ruta" que será abordada en los próximos meses. Los seis puntos contemplados son la creación de cadenas regionales de valor, la facilitación del comercio a través de una ventanilla única de comercio exterior, la cooperación aduanera entre los países, fomentar la producción comercial y las PYMES, la remoción de barreras no arancelarias y la facilitación del comercio de servicios.

Los ministros anunciaron su compromiso de alcanzar "resultados concretos que permitan avanzar en las negociaciones y fortalecer el rol de la OMC para hacer frente a los desafíos del siglo XXI".

Y de hecho,hay mucho para avanzar en este sentido ya quemientras el comercio intrarregional en la Unión Europea alcanza casi el 70%, y en Asia más del 55%, en América Latina no llega al 20%.
A pesar de este acercamiento, la eliminación de aranceles no es suficiente para hablar de una integración total. Según la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, hace falta además seguir avanzando en otras áreas como la convergencia regulatoria y la facilitación del comercio, así como la calidad de las infraestructuras de transporte, logística, energía y digitalización de los sistemas."Trabajar conjuntamente en todas esas áreas contribuiría a dinamizar los flujos intrarregionales de comercio e inversión, favoreciendo así una mayor integración productiva", entre los bloques, que en conjunto representan el 90% del PIB de América Latina.


Comentarios

Acerca del autor