El obispo que en 2012 debatió con Huidobro, lo despidió así tras su muerte

Fuentes recordó anécdotas con el exministro y aseguró que era un hombre que tenía amor en su corazón
"De manera que te fuiste, querido Eleuterio, así nomás, sin armar bulla, sin pensar ni decir después de mí el diluvio'"...

Así comienza la carta que el obispo de Minas, Jaime Fuentes, escribió luego de la muerte del exministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro. Con el título "¡Hasta el Cielo, Ñato!", Fuentes recuerda distintos momentos que compartió con él.

Fuentes tuvo un enfrentamiento público con Huidobro cuando el ministro trató de "gil" a Jesús en 2012.

"Me pregunto: ¿cuántas veces, mientras pasabas las cuentas del rosario, le habrás pedido a la Virgen 'ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte'?... ¿Cómo ella te iba a fallar? Los hombres sí fallamos, pero la Madre, nunca".

El obispo contó en su carta que el viernes, día en que murió Fernández Huidobro, estaba en Montevideo y tuvo oportunidad de saludar a parte de su familia. Les contó sobre la visita que el exministro le realizó hace cuatro años. "Se rieron, sobre todo tu hija. No era para menos... Me dijiste que el día de su primera Comunión (¿o de su bautismo?, no recuerdo bien) quisiste regalarle algo valioso para vos: el rosario que tenías desde que eras chico... Y su reacción: ¡Papá, si está hecho pedazos!'".

El final de la carta conserva el tono calido del inicio. "Como seguramente tendrás que pasar por la 'tintorería' y limpiar el traje antes de entrar al Banquete -quien más quien menos, todos agradeceremos el Purgatorio-, contá con mi ayuda: en la Misa y en el Rosario estarás bien presente, palabra de amigo. ¡Hasta el Cielo, Ñato!".





Populares de la sección