El Padrino festejó su 45º aniversario con una reunión de la familia Corleone

El director Francis Ford Coppola y los protagonistas de la clásica película se presentaron en el festival de Tribeca, en Nueva York
"Esta es la peor película que se haya hecho jamás", se quejaban Al Pacino y Diane Keaton, luego de una estresante jornada de rodaje de El Padrino. Los dos jóvenes actores, acostumbrados al teatro, dudaban del trabajo en el que se habían metido, en particular Pacino, que no convencía a los ejecutivos del estudio Paramount, que querían reemplazarlo por Robert Redford.

No fue hasta que el director Francis Ford Coppola decidió adelantar la filmación de la escena en la que Michael Corleone asesina al mafioso rival Sollozzo en un bar, que la presencia del actor estuvo garantizada. Hasta entonces los productores no confiaban en las capacidades de Pacino.

Este fue uno de los tantos dilemas que atravesó esta producción, que no se convirtió en un éxito de crítica y premios hasta su estreno, y que fue cuestionada por Paramount hasta ese momento.
El Padrino

Esa anécdota, y tantas otras, fueron reveladas durante un panel realizado en el marco del Festival de Cine de Tribeca, en Nueva York, donde se celebró el 45º aniversario de la película sobre la mafia siciliana. Las dos primeras partes de la trilogía se proyectaron de forma consecutiva, seguidas por una hora y media de charla en la que participaron Coppola, Pacino, Keaton y el resto de los protagónicos: James Caan, Talia Shire, Robert Duvall y Robert De Niro.
Embed

Durante el panel, Coppola explicó varios cambios que tuvo que hacerle al filme para convencer al estudio, a la vez que intentaba mantener la visión original que percibía para la historia de la familia Corleone.

Además de convencer al estudio de mantener a Pacino, tampoco percibían como una buena idea la contratación de Marlon Brando en el papel del veterano jefe mafioso Vito Corleone.

Finalmente el director se salió con la suya y Brando no solo regaló una de sus actuaciones más icónicas, sino que también se despachó con varias bromas en el set, según consignó la revista Rolling Stone. Poner pesos dentro de un ataúd para hacerlo imposiblemente pesado o dedicarse junto a Duvall a mostrar sus nalgas a los extras de la escena inicial de la película fueron algunas de sus bromas más destacadas.

El panel completo puede verse en el sitio de Facebook del festival de Tribeca (si bien solamente en inglés), y es uno de los homenajes más fascinantes que se han hecho sobre esta obra clave del cine de Hollywood.

Populares de la sección