"El país ya está preparado para este tipo de eventos"

El presidente Vázquez visitó la zona afectada por la tormenta junto al intendente y las autoridades municipales

El presidente Tabáre Vázquez visitó la ciudad de San Carlos, que en la noche del jueves fue el centro de varios destrozos provocados por una intensa tormenta con viento y granizo que provocó la muerte de una mujer, varios heridos, además de diversos destrozos materiales en edificios públicos y privados.

Acompañado por el intendente de Maldonado, Enrique Antía, el mandatario resaltó que el trabajo que sigue es "una tarea en conjunto" que deben hacer los tres niveles de gobierno,"la intendencia, el municipio pero también el gobierno nacional".

El presidente llegó sobre las 10 de la mañana a la localidad y recorrió principalmente el barrio Asturias, uno de los más afectados por la tempestad. Vázquez saludó a los vecinos y habló con ellos para conocer los efectos de primera mano. Los locatarios reiteraron constantemente su agradecimiento al presidente quien respondió afirmando que es su responsabilidad.

Vázquez aseguró que primero debe mantenerse el aspecto sanitario y la seguridad de los habitantes de San Carlos. "Lo material se arregla", dijo, si bien resaltó que "no hay milagros", y que la reconstrucción edilicia llevará tiempo.

Un equipo de arquitectos, técnicos y asistentes sociales ya está trabajando en San Carlos y realizando un relevamiento de los trabajos necesarios, aunque los casos más urgentes ya están sido atendidos. El presidente resaltó que el "90% de la luz eléctrica y el agua potable", estará repuesto en el correr del día de hoy.

A pesar de ser una fecha compleja, que se suma al hecho de la licencia de la construcción, el Sunca proporcionó un grupo de 50 trabajadores que a partir del lunes comenzarán con las tareas de reparación. El gobierno enviará el lunes materiales para iniciar la reconstrucción de la ciudad, según destacó el intendente Antía.

"Este tipo de eventos se está reiterando muy frecuentemente", comentó Vázquez. "Nos va enseñando a que hay que prevenir pero también mitigar estos efectos", reflexionó, en relación a distintas tormentas que se han sucedido en Uruguay durante los últimos tiempos (como la de San Carlos o la de Aguas Dulces), así como al tornado que arrasó Dolores en abril de este año.

Sin embargo, resaltó que "el país ya está preparado para este tipo de eventos". El presidente aseguró que el Sistema Nacional de Emergencias ha demostrado su trabajo tanto en San Carlos como en Dolores, y remarcó que la respuesta a este tipo de acontecimientos viene favorecida por la ley sobre cambio climático aprobada en 2009.

Vázquez defendió el trabajo del Instituto de Meteorología (Inumet), del que dijo que "trabaja en la medida de sus posibilidades", y señaló que este tipo de tormentas repentinas son prácticamente imposibles de prever. "Nos tenemos que preparar hacia el futuro", destacó, sin embargo, haciendo énfasis en la educación a la población en cuanto al respeto a las alertas oficiales.

El intendente, por su parte, lamentó un nuevo episodio de este tipo. "Este año llevamos cuatro tormentas, y los dos primeros agotaron el fondo que destinamos dentro del presupuesto a emergencias. Acabábamos de terminar las reparaciones en esos casos, y cayó esto", dijo, indicando que también se produjeron daños en Pan de Azúcar y José Ignacio.

Si bien varias locaciones, entre las que se cuentan la escuela de San Carlos, una estación de servicio, galpones, la piscina municipal y varias chacras resultaron dañadas, tanto el intendente como el presidente resaltaron que los efectos de la tormenta podrían haber sido peores. "Podría haber sido más grave desde el punto de vista humano", dijo Vázquez.



Populares de la sección